Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una pareja dentro de la cama / EP

Diez trucos para aguantar más en la cama

Los sexólogos ofrecen varios métodos para prolongar la excitación, retrasar el orgasmo y disfrutar más del sexo

4 min

La mayoría de encuestas revelan que el coito dura relativamente poco. Muchos hombres van demasiado rápido y las mujeres están interesadas en que el sexo no se limite sólo a la penetración.

El problema es que algunos varones se sienten incapaces de mantener el ritmo e incluso la erección. Pero varios expertos señalan que hay maneras de conseguirlo.

Mente y entreno

Uno de los trucos que más recomiendan los sexólogos es que los hombres que creen que van demasiado rápido se dediquen a pensar en otras cosas durante el acto. Y es que demasiada excitación puede hacer que uno se acelere.

Otra manera de evitar la rapidez es el entreno. Se recomienda a los varones que, durante la masturbación, antes de llegar al punto álgido, se detengan, frenen y vuelvan a empezar.

Anillos y juguetes

La opción de añadir objetos durante la práctica sexual también es recomendable. A muchos les da miedo o piensan que eso es admitir la derrota, pero puede ayudar. Los juguetes pueden servir para parar un rato y seguir dando placer a la pareja y luego dejarlos de lado y acabar lo iniciado.

Si no convence este método y se quiere durar más, una alternativa es colocarse un anillo en los genitales. Retiene el flujo de sangre, lo que ayuda a mantener una erección más fuerte y retrasar la eyaculación.
 

Una pareja en la cama / EP
Una pareja en la cama / EP

Mano y cabeza

Claro que si uno insiste en no añadir objetos siempre se puede regresar a lo más rudimentario, hacer uso de la mano y apretar la base del pene para demorar acabar. Otra opción es masturbarse una o dos horas antes, así el sexo no sólo durará más, sino que además puede ser más satisfactorio para ambos.

Si nada de este vale, usar la cabeza no está de más. Porque así como se puede abstraer en otras cosas también uno se puede detener y pensar en cómo dar placer al otro, antes de a uno mismo, ya habrá tiempo de velar por uno mismo.

Antes, durante…

Tampoco es necesario pensar sólo en el final. Los preliminares son algo muy importante y puedes hacerlos durar tanto como quieras. Y no sólo se trata de sexo oral, sino entretenerse en buscar zonas erógenas antes de iniciar el coito. Una técnica muy útil si se dura poco en la penetración.

El durante también se puede alargar de muchos modos. Si no se quiere ir lo más rápido posible al orgasmo y estar más tiempo disfrutando del sexo de la pareja es más que recomendable probar nuevas posiciones. Esto puede ayudar a ambos a explorar mejor su cuerpo.

… y después

Finalmente, si uno acaba antes que la pareja mejor evitar dejarla a sus anchas. Se puede usar el periodo refractario --entre la eyaculación y una nueva erección-- para estimularla o que ella lo haga hasta estar listo de vuelta.

Sea como sea, es importante compenetrarse con la pareja, no pensar de modo individual, ni bloquearse. El sexo es cosa de dos.