Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Seat Mo / SEAT

¿Cómo funciona Seat MOtosharing en Barcelona?

Las motos eléctricas de alquiler han llegado a la Ciudad Condal por un precio a partir de 0.26€/minuto

Noelia Hontoria
5 min

Una nueva forma de moverse por la ciudad ha llegado a Barcelona. La movilidad sostenible es una de las prioridades actuales en materia medioambiental. Por suerte, existen opciones, ¿por qué no aprovecharlas? Bajo esta premisa, se ha creado el nuevo programa Seat MOtosharing, que pretende impulsar este tipo de alternativa para moverse por la ciudad, sin ruido, sin emisiones y con un coste muy bajo, tanto para el bolsillo del usuario como para el medio ambiente. Y, sin duda, una ciudad como Barcelona es el mejor lugar para su estreno.

Seat MÓ es un programa de la compañía de coches española que trata de impulsar la movilidad eléctrica con vehículos como la eScooter 125, la eKickScooter 65 y la eKickScooter 25. Pero, además de poder desplazarte por la ciudad de forma muy económica y sin emisiones, gracias a estas motos y patinetes eléctricos, también ofrecen la posibilidad de alquilar los vehículos para desplazamientos puntuales y pagar solo por el tiempo de uso que se haga de ellos, una buena opción para probarlos y conocer su funcionamiento o para personas que no se desplacen a diario.

Cómo funciona

El funcionamiento de Seat MÓtosharing es muy sencillo. Basta con descargar e instalar una app, elegir la moto deseada y listo. No hacen falta llaves, ni llevar ningún tipo de accesorio adicional. Se puede simplemente estar paseando por Barcelona, coger una de estas motos y lanzarse a conducir. La llave es el smartphone y en la propia moto se encuentra el casco, dentro del baúl. De hecho, hay dos cascos, uno para el conductor y otro para el copiloto en caso de que viajen dos personas.

Al momento de acceder a la aplicación, se puede ver un mapa donde señala el lugar exacto en el que está aparcada alguna de las motos incluidas en este servicio. Basta con darse de alta y pulsar en iniciar viaje cuando se esté cerca de ella, momento en el que se abrirá el baúl y el vehículo ya estará operativo. Es muy importante recordar que, debido a que el móvil es la llave, nunca se debe dejar dentro del baúl. El tiempo de reserva de una moto es de 15 minutos, por lo que hay que estar relativamente cerca de ella para que no se anule.

Seat Motosharing / SEAT
Seat Motosharing / SEAT

Precios del servicio

El alta es gratuita y no tiene ningún tipo de penalización, permanencia ni cuota mensual. Tampoco hay cargos adicionales al precio del uso del servicio, excepto si se comete alguna infracción, en cuyo caso el responsable siempre será el usuario.  El servicio se paga por tiempo de uso y existen tres modos de conducción: Standard (50 km/h), Custom (75 km/h) y Extra (96 km/h). En función del modo elegido se calcula la tarifa, que se paga por minutos según el precio indicado en la propia aplicación.

El usuario conocerá en todo momento cuánto va a tener que pagar por utilizarlo, aunque el precio puede variar en función de las promociones vigentes. Por ejemplo, actualmente existe una promoción para conducir a partir de 0.26 euros por minuto. El servicio está disponible de seis de la mañana a dos de la mañana, en aquellos puntos de la ciudad donde estén estacionadas las motos y se permite el desplazamiento por cualquier lugar de Barcelona. En el precio del servicio se incluye tanto el casco como el seguro y la moto en perfectas condiciones.

Tipos de vehículos

Estas motos se distinguen gracias a que llevan el sello SEAT MÓtosharing serigrafiado en su frontal. La flota está compuesta por motos 100% eléctricas equivalentes a una 125 cc. No hacen ningún tipo de ruido y tienen cero emisiones. El conductor debe cumplir el requisito de tener el permiso de conducir B con tres años de antigüedad o ser mayor de 18 años con el permiso de conducir A, A1 o A2.

Permite salir de la ciudad y dejarla en modo pausa, pero para finalizar el viaje hay que estacionarla dentro de los límites marcados, en el interior de la ciudad condal. En caso de que el usuario se encuentre en una zona no permitida, se avisará a través de la app y no le será posible dar por finalizado el viaje y aparcarla.