Menú Buscar
La playa es uno de los lugares en los que el cabello se expone más al calor en verano / PEXELS

¿Cómo afecta el calor al cabello?

Los expertos de Olaplex detallan los efectos de las altas temperaturas para el pelo y cómo combatirlos

3 min

Por todos es sabido que el salitre del mar, el cloro de las piscinas y los efectos de los rayos UV hacen del verano  una época especialmente complicada para el cabello. El calor, sin embargo, también tiene consecuencias negativas para el mismo. “No basta con utilizar protectores solares o aclarar el pelo después de su exposición a la sal y el cloro. Para mantenerlo sano en verano, es necesario añadir gestos a nuestra rutina de cuidados”, avisan los expertos de Olaplex.

Del mismo modo que el resto del cuerpo se resiente con las altas temperaturas, el pelo también sufre en verano. En primer lugar, el calor provoca deshidratación, por lo que el cabello se reseca. Pero ¿qué proceso tiene lugar en cada hebra para que esto ocurra? “El calor abre las cutículas del pelo, dejando escapar la humedad, que es la que hace, en parte, que el cabello esté hidratado y sano. Al estar poroso, por tanto, nuestro cabello se vuelve más quebradizo, encrespado y seco y su aspecto no es tan brillante ni suave al tacto”.

Restos de agua y sal

Por su parte, el sudor también afecta al pelo. “Cuando nuestro cuero cabelludo suda, quedan sobre el mismo restos de agua y sal que son nocivos. Por un lado, porque taponan los poros y, por el otro, porque éstos pueden absorberlos, afectando a la salud del cabello”, recalcan desde Olaplex. Asimismo, el excesivo sudor en esta zona puede provocar molestos picores en el cuero cabelludo.

La piscina, la playa y las altas temperaturas afectan negativamente a la salud del pelo / OLAPLEX

La piscina, la playa y las altas temperaturas afectan negativamente a la salud del pelo / OLAPLEX

Para evitar o, al menos, intentar reducir los daños causados por el calor en tu pelo, los expertos recomiendan utilizar productos hidratantes que consigan devolver al cabello la pérdida de humedad provocada por la apertura de la cutícula. Los productos reparadores son, de igual modo, fundamentales.

Prevenir antes de la llegada del otoño

Para luchar contra el sudor se recomienda “utilizar gorras o sombreros frescos y elaborados a base de tejidos naturales que permitan la transpiración”. Aclarar el pelo y limpiar el cuero cabelludo después de haber sudado es otra de las pautas a tener en cuenta.

“Es importante no esperar hasta que termine el verano para reparar el cabello. Si vamos cuidándolo durante estas semanas, evitaremos llegar a otoño con el pelo demasiado estropeado”, aconsejan los expertos de la marca.