Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Equipo de Watchman Door / WATCHMAN DOOR

Así es la cerradura antiokupas fabricada en Cataluña

La startup Watchman Door diseña soluciones electrónicas para detectar los allanamientos antes de que se produzcan

6 min

La cerradura definitiva a prueba de okupas existe y se fabrica en Cataluña. La empresa Watchman Door ha diseñado wGravity, un cerrojo inteligente que detecta los intentos de allanamiento antes de que se produzcan. Gracias a un sofisticado sistema de sensores, el instrumento avisa al propietario cuando identifica una vibración sospechosa en la puerta. Con el intercambio de datos a través de la app del sistema, el dueño puede saber en cualquier momento quién está en su casa... y quién intenta entrar sin su permiso.

"En Cataluña es donde tenemos más instalaciones, ya que es la comunidad donde hay más okupación", explica Norman Sánchez, CEO de la startup. "Nuestra cerradura antiokupa es imposible de abrir mediante un destornillador o cualquier otra herramienta", añade, "ya que desde el exterior no se sabe dónde está instalada". El mecanismo, con un precio de salida de unos 300 euros, funciona como un pestillo electrónico. Solo que puede activarse desde fuera del hogar mediante cualquier dispositivo móvil a través de bluetoothNi siquiera es necesario disponer de una apertura para llaves, sino que a gran parte de los clientes les basta un pomo interior antipánico.

 

 

Video demostrativo del funcionamiento de 'Watchman Door' / WATCHMAN DOOR

Pesadilla para okupas

La cerradura no necesita conectarse a la red eléctrica, ya que funciona con baterías recargables de un año de duración. La falta de visibilidad reduce significativamente los ataques: "Tenemos identificados los bombines como la principal vía de intrusión a través de técnicas como el bumping o el taladrado".

Pero, ¿cómo discriminan los sensores una agitación peligrosa de una inofensiva? "Estos sensores se pueden regular en intensidad. El niño que juega con la pelota o la señora de la limpieza los distinguimos a través de la intensidad de los golpes que puedan dar en las puertas", comenta Sánchez. Actualmente, Watchman Door ha instalado más de 30.000 productos en toda España que controlan unos ocho millones de accesos.

Cerradura wGravity / WATCHMAN DOOR

 

Cerradura wGravity  / WATCHMAN DOOR

En busca de nuevos mercados

Pero wGravity no es su única solución. La compañía quiere posicionarse como líder en el control de los accesos a todo tipo de recintos. Por eso ha desarrollado una amplia gama de mecanismos para custodiar taquillas de gimnasios, muebles acristalados de joyero o párkings con puertas basculantes.

"Hasta ahora siempre hemos trabajado con distribuidores y muy enfocados al real estate, pero queremos estar en el mercado residencial y ofrecer alternativas para proteger los hogares". La empresa también ofrece wMot, un sistema de doble relé versátil e ideal para cualquier acceso electrificado, y wBox, enfocada al sector del vending y pensada para optimizar el mantenimiento, recaudación y reposición de las máquinas de autoservicio. ¿Nuevos productos en 2021? "Estamos trabajando en un pestillo más pequeñito y funcional parecido al wGravity y en pomos motorizados. Son soluciones pensadas para particulares", revela Sánchez.

Interior de la fábrica de Watchman Door / WATCHMAN DOOR

 

Interior de la fábrica de Watchman Door en Barberà del Vallès (Barcelona) / WATCHMAN DOOR

Producción 100% catalana

"Todo los productos de Watchman Door los conceptualizamos, diseñamos y fabricamos en Barberà del Vallès", afirma con orgullo el emprendedor. La firma se ha mudado hace poco a unas amplias instalaciones a las afueras del municipio para unificar toda la cadena de valor.

Y es que en el servicio que ofrecen al cliente industrial se incluye un potente cloud de procesamiento de datos que cuenta con el apoyo de un call center, que se encontraba ya asentado en Barberà. "Como toda empresa que ha crecido, hemos querido incorporar todo el know-how dentro y estar todos los departamentos juntos. Necesitábamos unas instalaciones más acogedoras y grandes", detalla.

Planes de expansión

La compañía también ha cruzado el charco abriendo dos sedes en Colombia y México. Sánchez reconoce que los planes de expansión aún son incipientes y dependen de un estudio profundo de cada mercado. "Aunque parezca increíble, en cada país las puertas son distintas", bromea.

Además, cada país presenta demandas distintas: "En México hemos entrado como un producto para proteger las torres de comunicaciones, que sufren muchos ataques para robar las baterías", detalla. Retos de internacionalización que se verán respaldados por el sello de pyme innovadora concedido a la empresa por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.