Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Neurite crea un 'software' con inteligencia artificial que prevé el comportamiento del agua en cuencas hidrológicas / GENCAT

Una startup crea un 'software' que prevé el comportamiento del agua en cuencas hidrológicas

El programa de Neurite se basa en inteligencia artificial y determina en tiempo real aspectos como el riesgo de inundaciones y desbordamientos en ríos

3 min

La startup catalana Neurite ha creado un software basado en inteligencia artificial que permite prever el comportamiento del agua en las cuencas hidrológicas. Este permite determinar en tiempo real aspectos como el volumen del caudal de un río en las siguientes horas o el riesgo de inundaciones y desbordamientos en éstos.

Según ha informado el Govern en un comunicado, el programa está destinado a entidades públicas responsables de gestionar las cuencas hidrológicas, ya que automatiza la recogida de datos y facilita el proceso.

Ayuda Startup Capital

Neurite ha sido beneficiada con la ayuda Startup Capital de Acció, la agencia para la competitividad de la empresa de la Consejería de Empresa y Trabajo de la Generalitat, que le ha otorgado 75.000 euros.

Estos podrá destinarlos a financiar las actividades derivadas de la ejecución del plan de negocio inicial, así como a cubrir los gastos de personal, invertir en material y alquilar espacios, entre otros.

Funcionamiento del ‘software’

Para predecir el comportamiento del agua, el software combina datos provenientes de modelos numéricos –captados con sensores instalados en los ríos, pluviómetros y radares meteorológicos– con algoritmos de inteligencia artificial.

Estos analizan mediante técnicas de aprendizaje automático deep learning las acciones humanas, como las extracciones de agua para el riego, el consumo o la producción eléctrica.

Inmediatez y precisión

Para el director ejecutivo de la empresa, Francesc Batlle, este programa ofrece, sobre todo, “inmediatez y precisión”. Y es que, hasta ahora, explica que estas previsiones se hacían a través de otros métodos de análisis, lo que era lento y quedaba de seguida obsoleto.

El software que han diseñado almacena los datos en la nube, los cuales se actualizan automáticamente a tiempo real a medida que llega información nueva. Así, “tenemos disponible todo el conocimiento sobre el movimiento del agua porque con esta combinación de cálculos podemos llegar a extrapolarlo a cualquier otro punto de la cuenca”, apunta Batlle.