Menú Buscar
Dos personas transfieren datos a través de sus móviles / RAWPIXEL-FREEPIK

La justicia europea considera ilegal la transferencia de datos entre la UE y EEUU

La decisión deja sin efecto el llamado "escudo de privacidad" y sitúa a las grandes tecnológicas de nuevo en el centro del debate

3 min

El "escudo de privacidad" o acuerdo de protección de datos personales entre la Unión Europea y Estados Unidos ha sido declarado inválido este jueves por la justicia comunitaria, lo que sitúa a las grandes tecnológicas en el centro del debate, a pesar de que los efectos de la sentencia todavía están por ver.

Algunos expertos en tecnología consideran que el fallo dictado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), a raíz de una denuncia contra Facebook, tiene serias limitaciones porque no implica el cese automático de las transferencias de datos con empresas estadounidenses, como Facebook, Google, Twitter, Amazon y Microsoft. Además, estos especialistas recuerdan que hace cinco años la corte ya anuló el anterior acuerdo, conocido como "puerto seguro", con un veredicto que obligó a Bruselas a negociar con Washington un nuevo marco para garantizar un mejor nivel de protección.

Cambio de nombre y de cláusulas 

"Ahora ha sucedido algo parecido a lo que pasó con el puerto seguro, pero no ha sido tan contundente", explica el experto en Derecho, estrategia y comunicación digital Borja Adsuara, quien considera que las autoridades se limitarán a "cubrir el expediente, cambiar unas cláusulas y buscar un nuevo nombre". Sin embargo, lo que "nunca" ocurrirá, a pesar de la reciente sentencia del TJUE, es un parón total en la transferencia de datos internacional "porque es imposible" y acarrearía "un problema mayor". "Imaginemos uno de los principales bancos españoles, cuyas cuentas de correo electrónico tienen un dominio Gmail. Obviamente, no se van a quedar sin ellas", insiste Adsuara.

Lo ideal, según este experto, sería un estándar internacional, aunque lo que ahora hará Bruselas será desarrollar un nuevo acuerdo que sustituya este "escudo" y que se perfile "como el definitivo", tarea en la que podría seguir el ejemplo de Dinamarca, donde "ya tenían preparadas unas cláusulas más seguras". De momento, la vicepresidenta de la Comisión Europea en materia de Valores y Transparencia, Vera Jourová, ha avanzado que seguirán "trabajando para garantizar la continuación de los flujos de datos seguros".