Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La plataforma de videoconferencias Zoom / ZOOM

Las escuelas dan esquinazo a la plataforma Zoom por sus fallos de seguridad

El Departamento de Educación de Nueva York pide a los colegios que "se alejen del uso de Zoom lo antes posible"

3 min

Malos tiempos para la plataforma de videollamadas Zoom. Aunque ha gozado de mucha popularidad, sobre todo tras el confinamiento, tanto a nivel individual como empresarial, la verdad es que los últimos problemas y fallos de seguridad en la app están poniendo en entredicho el servicio.

Así, algunas escuelas ya han dejado de usar esta aplicación. De hecho, según CNN, el Departamento de Educación de Nueva York está solicitando a los centros de la ciudad que "se alejen del uso de Zoom lo antes posible". "Hay muchas herramientas para el aprendizaje remoto, por lo que estamos tomando decisiones pensando en el mejor interés de nuestro personal y estudiantes", ha subrayado Danielle Filson, portavoz del departamento a través de un comunicado. 

Otras alternativas

En este sentido, los colegios de la ciudad de los rascacielos pasarán a usar Microsoft Teams, otro servicio similar de videoconferencias que, según Filson, sí cumple "con las medidas de seguridad apropiadas". 

Entre los problemas que ha experimentado Zoom los últimos días destaca el acceso ilícito a reuniones virtuales, así como problemas en el cifrado de punta a punta de las conversaciones de sus usuarios. Estos errores y fallos han sido ya admitidos por el CEO y fundador de Zoom, Eric S. Yan, quien ha tenido que pedir una disculpa pública por dichas vulnerabilidades. Sin embargo, una disculpa parece no ser suficiente en estos tiempos en los que la privacidad y seguridad son más importantes que nunca. 

El 'Zoombombing'

El FBI ya ha advertido de lo que se ha bautizado como Zoombombing. Se trata de un tipo de acoso cibernético que han denunciado algunos usuarios de Zoom.

Así, tal y como han informado, algunas de las llamadas han sido secuestradas por individuos y trols no identificados que usan un  lenguaje odioso y comparten imágenes. Estos problemas, sin lugar a dudas, pueden resultar realmente alarmantes en comunidades escolares con niños menores de edad