Menú Buscar
Un técnico emprendedor repara un ordenador portátil / FREEPIK

El emprendedor que convirtió una tienda de barrio en un imperio informático de 20 millones

Alejandro Costa mantiene para su empresa una previsión de crecimiento de dos dígitos este año a pesar de la crisis del Covid-19

5 min

Alejandro Costa con 23 años decidió emprender. Su primera aventura fue abrir en el 2004 una tienda de informática en un pueblo de Sevilla. Lo que no sabía entonces Costa es que, 16 años después, capitanearía, con sus socios, una empresa que factura cerca de 20 millones de euros y cuenta con 200 personas en plantilla.

“Yo no me conformaba solo con que los clientes viniesen a la tienda, sino que me ponía a buscarlos fuera e iba a visitar empresas, ofreciendo mis servicios de mantenimiento y reparación de ordenadores y de otro tipo de dispositivos”, explica Costa a Crónica Global.

Cambios y primeros pasos

Por aquel entonces, la compañía se llamaba C&G Consultores Informáticos del Sur, un nombre que se ha modernizado y ha evolucionado a C&G IT Solutions. Las siglas C&G vienen de Costa y González, los apellidos de los tres socios --Alejandro Costa, junto con su hermano José Ángel Costa, y Ricardo González--.

Los tres socios de C&G IT Solutions
Los tres socios de C&G IT Solutions

El primer cliente más grande que se rindió a los servicios de C&G fue Tecnocasa. “Una inmobiliaria del grupo nos recomendaba otra y así poco a poco fuimos creciendo y adentrándonos en el mundo de las empresas, hasta que llegó un gigante como Toshiba, que nos hizo su partner oficial en Andalucía. De hecho, gracias a la confianza de las empresas pudimos surfear la crisis económica del 2008”, detalla Costa.

Grandes clientes

Ahora, la compañía de los hermanos Costa y de González trabaja, prácticamente, con el 80% de los fabricantes de tecnología. Sus clientes son compañías de la talla de Samsung, LG, Asus, Lenovo y MSI, sin olvidar a otros potentes como Telefónica --que tiene un 2% de la compañía y supone la mitad de la facturación de la misma-- e Informática El Corte Inglés.

Sin embargo, con la crisis que ha provocado el Covid-19, Costa y sus socios se vieron abocados a aplicar un ERTE y decidieron que era momento, de alguna manera, de volver a sus orígenes y recuperar al ciudadano de a pie. Ahora, tres meses después, ya toda la plantilla está trabajando de nuevo.

Myfixpert

Los tres socios optaron con la pandemia por desempolvar un proyecto que habían creado en 2015, pero que al final quedó aparcado, bautizado como Myfixpert. “Cinco años después de haberlo creado ha cambiado la situación y con la gente en casa pensamos que era importante relanzar el proyecto y ofrecer un servicio de reparación a domicilio de ordenadores, portátiles, tabletas y smartphones”, señala Costa.

La idea no les ha ido nada mal, ya que pasada la Semana Santa, la demanda del servicio se vio disparada y ahora la compañía ha recuperado en número de reparaciones los niveles anteriores al coronavirus. “El año pasado reparamos 300.000 dispositivos y aunque sufrimos una caída en la actividad por el confinamiento, el ritmo de las reparaciones ya se ha recuperado y mantenemos nuestra previsión de crecer entre un 10% y un 15% este año. Ahora hay más dispositivos por habitante y eso significa también más averías y más trabajo para nosotros”, remarca muy sincero Costa.

Próxima parada: el MAB

Pero ¿dónde se ven estos emprendedores españoles dentro de cinco años? Costa lo tiene muy claro. Aunque siendo un veinteañero sus sueños no eran tan grandes, ahora tiene claro que quiere dar el salto en 2021 al Mercado Alternativo Bursátil (MAB). “De hecho, dentro de unos años, me veo con la empresa cotizada, nuevos accionistas minoritarios y pudiendo dedicar parte de mi tiempo a mi familia y a mis caballos”, confiesa.

Con 39 años, este empresario recuerda que, tras estudiar un cliclo formativo de informática, se lanzó a abrir una tienda que ha convertido en una empresa global. Por ello, aunque de momento la plataforma y el servicio Myfixpert sólo está disponible en España, la idea es llevarlo hasta Europa. “Tenemos una estrategia internacional y queremos dar guerra y explotar en otros mercados. Ahora somos fuertes en España y esperamos que nuestros socios aquí confíen en nosotros, también, en otros países”.