Menú Buscar
El empresario Enrique Valentí, en el restaurante Marea Alta / CG

Marea Alta, el restaurante para los amantes del pescado y el 'skyline' de Barcelona

Enrique Valentí presenta su nuevo proyecto situado en las plantas superiores del edificio Colón

2 min

Está pensado para los amantes del mar y la cocina del pescado a los que les guste comer observando cualquier parte de la ciudad de Barcelona. El empresario restaurador Enrique Valentí, cocinero madrileño afincado en la capital catalana, acaba de presentar Marea Alta, su nuevo reto personal ubicado en las plantas superiores de la Torre Colón, en las Drassanes.

“Llevábamos cuatro años detrás de este sueño”, aseguraba Valentí en la presentación del restaurante. “Las vistas que ofrece este lugar son vistas gratuitas, cualquiera que así lo quiera puede acceder a ellas”. El empresario se propone llamar la atención tanto de autóctonos como de visitantes a cualquiera de las dos plantas.

Inspirado en un barco

El restaurante tiene una superficie de 1.000 metros cuadrados, divididos en tres plantas: en la 24 se ubica el restaurante Marea Alta, donde probar cualquier tipo de pescado. En la 23, la coctelería Marea Baja y en la 25 se localizan las cocinas y equipamientos que dan servicio a las dos plantas de abajo.

Valentí cuenta con expertos que colaboran con él en la búsqueda de las mejores piezas en su lugar de origen: el rodaballo de Guetaria, la merluza y la palometa roja del puerto de Cudillero en Asturias, el marisco y los crustáceos de la lonja de Vigo y la Coruña, la gamba roja de Palamós, el cabracho de Cap Roig o el rubio y las espardeñas del litoral catalán, entre otros.

El diseño del local se ha inspirado en el interior de un barco para dar forma al restaurante y se adapta a la estructura hexagonal del edificio con toques industriales. El mismo atuendo de los camareros, ataviados con camisetas de rayas y pantalones que recuerdan a los trajes de los pescadores, o las medusas decorativas que cuelgan del techo de las escaleras que llevan de una planta a otra forman parte del atrezzo del nuevo local.