Menú Buscar
Vehículos circulando por la Ronda Litoral de Barcelona / EP

Menos del 10% de trabajadores se salvarán de la 'zona verde' de Colau

El Ayuntamiento de Barcelona podrá multar varias veces seguidas con hasta 500 euros a los vehículos que circulen por el área de exclusión de coches contaminantes

5 min

Menos del 10% de trabajadores podrán circular sin multas por la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) que entrará en vigor el 1 de enero en Barcelona. El Ayuntamiento ha alertado hoy martes de que podrá multar varias veces seguidas a un mismo conductor con hasta 500 euros si entra en el área de exclusión de vehículos contaminantes y no ceja en su actitud.

Según ha precisado hoy el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Eloi Badia, solo los transportistas que acrediten ingresos mensuales inferiores al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) más un 10%, aproximadamente 590 euros al mes, disfrutarán de una moratoria de un año para entrar en la ZBE. Según la distribución de salarios que publica el propio Ayuntamiento de Barcelona [consultar aquí] los trabajadores cuyos ingresos quedan por debajo de los 8.909 euros son menos del 10% del total. Por lo tanto, más del 90% de transportistas se arriesgarán a recibir multas si conducen un coche o furgoneta antigua: de gasolina y matriculado antes de 2000 o diésel con fecha anterior a 2006.

ERC y Valls lo aprobarán

Badia ha informado de que se han aceptado las alegaciones entradas por ERC respecto a los ingresos de los conductores. Por ello, cuenta el gobierno municipal de Barcelona en Comú (BComú) y el PSC con "los votos suficientes para que la ordenanza de las ZBE vaya al pleno de diciembre y aprobarla definitivamente", incluyendo los síes de los republicanos y de Barcelona pel Canvi, la plataforma que comanda el ex primer ministro francés, Manuel Valls. El electo de BComú ha detallado que "quiere que sea un acuerdo más amplio" y, para justificarlo, ha defendido que se han aceptado el 45% de las 1.815 alegaciones presentadas.

En el mismo sentido, el polémico electo encargado de la cartera de Ecología ha señalado que el Ejecutivo local ha ampliado el listado de vehículos de servicios singulares que se salvarán de la restricción para entrar en la ciudad condal. Son, por ejemplo, los de transporte blindado, vehículos taller y laboratorio, los adaptados a la venta y exposición de libros, los acondicionados para la venta de artículos, grúas de arrastre y elevación, camiones y transportes para ferias y hormigoneras, entre otros.

Doble multa

Estos coches, furgonetas y camiones se salvarán de las sanciones, que regirán a partir del 1 de abril tras cuatro meses de moratoria, ya que la ZBE entrará en vigor el 1 de enero. Las penalizaciones por circular por el área restringida sin el adhesivo de la Dirección General de Tráfico (DGT) llegarán a 500 euros en su tipo más grave. Además, el Ayuntamiento abre la puerta a la multa por reiteración, esto es, a sancionar una y otra vez a un conductor que entre en Barcelona sin la pegatina de la DGT y siga circulando por la urbe 90 minutos después. De este castigo se librarán las personas con movilidad reducida, los ciudadanos con enfermedades y que están en tratamiento médico.

Cabe recordar que la ZBE regirá de 7:00 a 20:00 horas de lunes a viernes, no los fines de semana. El área restringida para los viejos coches de gasolina y diésel se extiende por 95 kilómetros en Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Esplugues y Sant Adrià de Besòs. Afectará a unos 50.000 vehículos que no cuentan con los adhesivos verdes de la DGT. El Ayuntamiento, en colaboración con el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Generalitat de Cataluña, quiere ampliar esa cifra a 125.000 coches contaminantes en cuatro años.