Menú Buscar
Juan Miguel Villar Mir reconoce que hay interesados en comprar su 34,65% en OHL

Villar Mir exprime tanto OHL que sus acciones ‘solo’ valen 315 millones

Los enjuagues del octogenario empresario provocan que el mismo 32,5% del proyecto Canalejas, que vendió en 2017 al fundador de PokerStars por 150 millones, lo traspase a una de sus filiales por 50

24.08.2018 00:00 h.
6 min

Hace tan solo cuatro años, el Grupo Villar Mir y la constructora OHL, su buque insignia, nadaban en la abundancia. Había tanto dinero que la generosidad de Juan Miguel Villar Mir a la hora de invertir no tenía límite.

Llegó a atesorar el 16% de Abertis y el 24% de la inmobiliaria Colonial, y no dudó en embarcarse en proyectos faraónicos como el proyecto Canalejas, en Madrid, pagando al Banco Santander 215 millones de euros por sus antiguas sedes junto a la Puerta del Sol de Madrid.

Villar Mir: de 2.100 a 315 millones en OHL

Entonces, el Grupo Villar Mir todavía ostentaba una cómoda mayoría del 61% en OHL que, con la cotización en máximos (34 euros en junio de 2014), permitía una capitalización de 2.100 millones de euros.

Cuatro años después, todo aquel imperio ha quedado prácticamente desvanecido. La imposición de acreedores y agencias de calificación de rebajar los casi 6.000 millones de deuda neta que tenía el grupo de construcción a finales de 2014, obligaban a los Villar Mir a desprenderse de casi todos estos activos, y de otros muchos.

Deuda recortada en 4.400 millones

Como consecuencia de ello, la deuda se ha recortado notablemente en 4.400 millones, hasta dejarla, en 1.262 millones en marzo, pero la merma de los activos también ha sido cuantiosa tras las múltiples desinversiones realizadas. Para conocer la evolución posterior del apalancamiento habrá que esperar a que OHL presente, el 26 de septiembre, las cuentas del primer semestre.

Tanta ha sido la presión para pagar las deudas --de OHL y también de la matriz GVM--, que el fundador del grupo no ha tenido más remedio que dar su brazo a torcer y bajar del 50% su presencia en la constructora. Lo hizo el pasado 6 de junio.

Cobro dividendo y venta del 12% de una tacada

Ese día Villar Mir mataba dos pájaros de un tiro. Primero, cobraba 50 millones por el dividendo pagado por OHL tras venta de la filial de Concesiones al fondo australiano IFM, y acto seguido anunciaba la colocación acelerada de un 12% del capital de GVM en el grupo constructor.

Un paquete de 34,33 millones de acciones que dejaron en las cuentas de Villar Mir 98 millones de euros. Total, 150 millones para las necesitadas arcas del octogenario empresario en un solo día.

Nuevas ventas de OHL, a partir de diciembre

De esta manera, aquellos 2.100 millones de valor de mercado que, en 2014, tenía Villar Mir por su 61% de OHL, se han quedado hoy reducidos a los actuales 315 millones por 38,3% que le resta. Hasta el 3 de diciembre no podría desprenderse de más acciones, en virtud del compromiso de no venta (lock-up) por un periodo de 180 días.

Se ha mermado la participación un 37% y también la cotización bursátil. En este caso, nada menos que un 92%. De los máximos históricos de 34 euros alcanzados en junio de 2014, la constructora sigue inmersa en una atonía por debajo de los 3 euros.

Inversores inmutables con el plan estatégico

Este jueves cerraba en 2,87 euros sin que los inversores, tres meses después de presentado el plan estratégico, hayan, de momento, estimado conveniente confiar en OHL, ahora con Juan Antonio Fernández Gallar como consejero delegado tras sustituir a Juan Osuna.

De hecho, algunos accionistas, como el fondo Hengitsbury, nada más cobrar el dividendo el pasado 6 de junio, decidía diluirse en la constructora. Había llegado a alcanzar el 4% en septiembre de 2016, y ahora cuenta con menos del 2% tras la última venta realizada el pasado 8 de agosto.

Se buscan, como sea, 2.800 millones de ingresos

En ese plan a dos años vista, presentado el pasado mes de mayo, el grupo constructor pretende alcanzar en 2020 unos ingresos de unos 2.800 millones de euros y un Ebitda de 140 millones, y recortar los gastos estructurales en unos 100 millones.

Para alcanzar estos objetivos, las ventas de activos seguirán siendo recurrentes. Por la filial checa ZPSV y el complejo turístico mexicano Mayakoba, OHL cuenta ingresar unos 300 millones de euros. También está en venta todo o parte del 50% del proyecto Canalejas, en Madrid, y del londinense edificio Old War Offices.

Vender lo mismo por 100 millones menos en un año

En esos enjuagues entre la matriz y empresas del grupo a los que suele recurrir Villar Mir, el pasado 13 de agosto, una de estas sociedades, OHL Desarrollos, compraba a Grupo Villar Mir el 32,5% que le quedaba en el proyecto Canalejas. Lo hacía por un precio de 50 millones de euros, y 10 más caso de que existiesen plusvalías en una posterior venta de esta participación.

La primera desinversión en este proyecto lo llevaba a cabo Villar Mir en febrero de 2017, cuando OHL Desarrollos y GVM vendieron el 50% del Centro Canalejas a Mohari, sociedad controlada por el empresario israelí Mark Scheinberg, por 225 millones.

OHLD vendía un 17,5% por 78,7 millones y la matriz del holding Villar Mir el 32,5% por 146 millones. Ahora, con la operación recientemente firmada, ese mismo 32,5% ha sido valorado en 100 millones menos de los que pagaba hace año y medio el fundador de PokerStars.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información