Menú Buscar
El presidente de IN2, Rafael Paulet.

Una tecnológica catalana creará la primera red de salud multipaís

IN2 cruza el Atlántico para desarrollar el programa pionero que conecte los sistemas sanitarios de distintas regiones con el fin de conocer el historial clínico de los pacientes

Laura Fàbregas
4 min

La empresa española IN2 (Innovating Together) será la responsable de poner en marcha un proyecto pionero en tecnología sanitaria que tiene como objetivo la conexión de los sistemas de salud de todos los países de Latinoamérica y Caribe, empezando por Uruguay, Perú, Chile, Colombia y Puerto Rico.

Se trata de la primera red de salud multipaís del mundo. En Europa, el proyecto de características similares, llamado epSOS, se encuentra en fase de desarrollo y estandarización --debido a los distintos idiomas del continente-- y en Estados Unidos, donde el sistema sanitario es privado, solo existe el Blue Botton, un programa que permite a los pacientes atendidos a descargarse la información que se ha generado en su expediente.

El inédito proyecto, que contará con el conocimiento y la tecnología desarrollada en España, dispone de un presupuesto de 244.000 dólares y tendrá una duración de ocho meses.

Movilidad

“Como el proyecto está desarrollado desde el ámbito público, favorecerá el movimiento de los ciudadanos entre los distintos países, garantizando la cobertura púbica y facilitará el desarrollo de convenios inter país”, ha explicado el presidente de IN2, Rafael Paulet, a Crónica Global.

Cuando un ciudadano viaja por el mundo y tiene un problema de salud, la compartición de esta información puede servir para tomar decisiones médicas mucho más rápidas y acertadas: "Se optimiza la inversión que se realiza, se ahorra tiempo en los diagnósticos y se evita la repetición de pruebas porque todo está recogido en el historial compartido del cliente", apostilla Paulet.

Desde el punto de vista de las administraciones, compartir la historia clínica puede favorecer los estudios epidemiológicos y la elaboración de estadísticas. 

190.000 muertes en Europa

Carecer de acceso al historial clínico de un paciente comporta graves problemas. Según datos publicados por la Universidad de Copenhague a través de la Editorial Lince y del farmacólogo Joan Ramón Laporte, se calcula que mueren en Europa anualmente 190.000 personas por esta causa y 200.000, en Estados Unidos.

“Imaginemos que un ciudadano uruguayo, alérgico a un anestésico, viaja a Chile y tiene un accidente de coche. Tener acceso a su historia clínica permite a los médicos atenderle más rápidamente y de una manera segura, adaptada a su patología”, explica Paulet, que remacha que "la mortalidad causada por medicamentos supone en el mundo un grave problema".

Vanguardia internacional

En este macroproyecto participan los Ministerios de Sanidad de los países de la red RACSEL (Red para el Desarrollo de la historia Clínica Compartida de Latinoamérica y el Caribe) y cuenta con financiación procedente de la Fundación Julio Ricaldoni y el BID (Banco Iberoamericano para el Desarrollo).

El sistema de interoperabilidad de sistemas sanitarios de IN2 sitúa a esta empresa catalana a la vanguardia internacional en el desarrollo de este tipo de proyectos. Asimismo, el proyecto que liderarán al otro lado del Atlántico se basará en el software libre, para que el paciente pueda hacer uso del conocimiento registrado.