Los trabajadores de Eulen en El Prat votan bajo la sombra de la militarización

Los vigilantes de los filtros del aeropuerto de Barcelona deciden si aceptan la mediación y cesan la huelga o dejan paso a la Guardia Civil

10.08.2017 00:00 h.
6 min
Urna en un control de seguridad del aeropuerto de El Prat de Barcelona / FOTOMONTAJE CG

Los trabajadores de Eulen en El Prat votan hoy, jueves 10 de agosto, bajo la sombra de la militarización. El personal de los filtros de seguridad del aeropuerto de Barcelona decide si acepta la propuesta de mediación y para la huelga o deja paso a la toma de los arcos por la Guardia Civil o un laudo arbitral de obligado cumplimiento.

Así lo leen diversas fuentes cercanas al conflicto consultadas por este medio. Las más cercanas al colectivo que componen 354 personas --más los 60 refuerzos enviados por Eulen en los últimos días-- subrayan que el no a la propuesta de acuerdo pergeñada por la consejería catalana de Trabajo es bastante probable.

"Por una razón. El mediador de la Dirección General de Relaciones Laborales ha propuesto unificar todos los pluses en uno de 200 euros universal. Ello beneficia a los nuevos vigilantes (un 25% del colectivo), pero perjudica a los antiguos, que suponen las tres cuartas partes de la plantilla y cobran más", indican.

Además del complemento retributivo, el colectivo opinará sobre el aumento de personal --un vigilante más por arco hasta un total de cinco--, 25 trabajadores extra para ayudar a las pausas de comida y baño y el archivo de los 5 expedientes sancionadores de empleo y sueldo abiertos durante el conflicto.

Militarización o un laudo obligatorio

Los empleados votarán de once de la mañana a cuatro de la tarde en un local del número 48 de la calle de las Moreras de El Prat del Llobregat. El espacio fue pedido por Trabajo al Ayuntamiento de El Prat, que accedió.

"Habrá tres opciones sobre la mesa. El sí al acuerdo, que terminaría con la huelga. El no al pacto y un no condicional para seguir negociando un plus mayor, que se acerque a los 350 euros que pedían los huelguistas", han señalado otras fuentes.

vigilantes eulen el prat votan sombra militarizacion

Colas de pasajeros en los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat de Barcelona el miércoles / EFE

La primera opción pondría fin a las colas de pasajeros que se llevan produciendo en el segundo mayor aeropuerto español desde el 24 de julio. Si vencen la segunda o tercera posición, el escenario se tornaría mucho más volátil.

"Son conscientes de que habría un laudo arbitral que fijaría un plus salarial de obligado cumplimiento. Eso de cara a las próximas semanas. A corto plazo y para sortear el fin de semana y primeros días de huelga indefinida --que arranca el lunes 14 de agosto-- contemplan que la Guardia Civil intervenga los filtros", indican las mismas voces. 

Colas

En efecto, Eulen, por un lado, y el Ministerio de Fomento y Aena, por el otro, sugirieron durante la negociación que no tolerarían otro fin de semana de tapones en los arcos de seguridad del hub aéreo barcelonés.

Las dos partes son conscientes de que el viernes arranca otra de las operaciones salida de verano, el puente de la Asunción, por lo que los efectos de nuevos paros parciales el viernes y el domingo, y de una huelga indefinida lunes y martes, serían devastadores.

Por lo pronto, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, comparecerá tras la asamblea para valorar el resultado de la misma. Lo hará al mismo tiempo que el comité de huelga se desplaza a la Dirección General de Relaciones Laborales, situada en la calle Sepúlveda de Barcelona, para dar fe del escrutinio al mediador.

"Un no abre escenarios de escalada de tensión. Pero el comité de huelga está muy fuerte. Parte de su entereza se debe a que los grandes sindicatos no intervienen. Es un núcleo cerrado sin interferencias de las agrupaciones", indica una fuente.

"No han dejado que la parte social permee en el núcleo negociador. Es difícilmente representativo", lee otra fuente en clave más crítica.

Eulen dejará El Prat

Cualquiera que sea el resultado de la asamblea de hoy, quien saldrá más perjudicado del conflicto --aparte de los pasajeros afectados por la protesta-- es Eulen.

"Ya ha comunicado que no activará la cláusula de prórroga del contrato de 23,1 millones a dos años que firmó el 31 de mayo de 2016. La concesión le daba dos ejercicios más de servicio, pero la empresa, muy tocada por el conflicto, ha anunciado que no seguirá", aseguran fuentes del sector de la seguridad.

¿Quién pues prestará el servicio? "Otra gran empresa. Quizá la propia Eulen si vuelve a salir una nueva adjudicación. El hecho de que una firma de seguridad renuncie a una parte o a toda su división aeroportuaria no es nuevo: Securitas ya lo hizo", abundan un directivo de la industria.

"Lo que salga hoy de la votación de Barcelona tiene relativa importancia. Otra licitación, o una nueva huelga en el futuro, podría alterar las condiciones laborales. Y vuelta a empezar", remacha otro experto en seguridad.

¿Quiere hacer un comentario?