Menú Buscar
Imagen del histórico edificio de Telefónica en el centro de Barcelona / CG

Telefónica vende su histórica sede del centro de Barcelona

Daniel Maté, uno de los hombres más ricos de España, compra por 100 millones un activo que reposa entre las calles Portal del Ángel y Fontanella

3 min

Operación inmobiliaria de altos vuelos en Barcelona. Telefónica ha vendido por 100 millones su histórica sede del centro de la ciudad condal. La cotizada ha colocado el activo, ubicado entre las calles Fontanella y Portal del Ángel, por un precio cercano a los 100 millones de euros.

Según ha avanzado TV3, el comprador sería el millonario Daniel Maté, un empresario que tiene en su haber un 3% de la compañía minera Glencore y que es a la sazón el director de la división global de Zinc de esta compañía. El directivo habría cazado la propiedad hace unos meses y la habría adquirido para mantener a los actuales inquilinos en régimen de alquiler. Cabe recordar que la propia Telefónica ocupa la totalidad de las once plantas, con el Movistar Centre situado en los bajos y las dos primeras alturas.

Operación del año en oficinas

La compra de la sede histórica de Telefónica en Barcelona constituye una de las transacciones del año en el mercado de oficinas en España. La multinacional que preside José María Álvarez-Pallete puso a la venta el inmueble mediante en una operación vehiculada como sale&leaseback, una venta con posterior derecho a alquiler, tal y como avanzó Expansión. Pretendía con ello el grupo hacer caja, aprovechándose del apetito inversor en España. Asimismo, esperaba la cotizada no tener que abandonar el inmueble ni trasladar a su personal.

Telefónica sacó el activo a la venta con opción a subarriendo para al menos dos años en las plantas inferiores y cinco el resto del inmueble, que totaliza más de 8.000 metros cuadrados. En ambos acuerdos buscaba la multinacional la posibilidad de prórroga.

Vendido

La compañía esperaba cerrar la operación antes de final de año, tal y como así ha sido. Este calendario seguía a otra operación anterior cerrada en mayo, cuando Telefónica colocó su actual sede barcelonesa en el edificio Diagonal 00 a Emperor Properties, el brazo inmobiliario de Grupo Emperador, propiedad de Andrew L. Tan, multimillonario filipino de origen chino.

Si por volumen la transacción de Diagonal superó a la de Portal del Ángel, esta última venta tiene un ángulo mucho más histórico. El edificio cazado por Maté fue una de las primeras sedes de la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) en Barcelona. Levantado en 1928, fue objeto de deseo de los dos bandos durante las batallas urbanas acaecidas durante la Guerra Civil en Barcelona.