Menú Buscar
Sixte Cambra, en una imagen de archivo / EFE

Sixte Cambra vuelve a Seeliger y Conde como vicepresidente de su fundación

El expresidente del Puerto de Barcelona suma su tercer nombramiento desde que se desvinculara de la empresa pública

3 min

Sixte Cambra suma un cargo más relacionado con la empresa privada después de un septenio al frente de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB). El empresario implicado en el caso 3% que investiga supuestas adjudicaciones de obras de forma turbia por parte de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), ha sido nombrado vicepresidente de la Fundación Seeliger y Conde

Cambra fue uno de los socios fundadores de la firma de búsqueda de directivos, que comenzó a prestar sus servicios en 1990. Sin embargo, al pasar a liderar el Puerto de Barcelona, en 2011. tuvo que desvincularse de ella por motivos de incompatibilidad. Con este nombramiento, el ejecutivo suma tres desde que fuera sustituido al frente de la APB por Mercè Conesa.

Sectores público y privado 

El retorno al mercado empresarial privado de Cambra se hizo público el pasado diciembre de 2018. La consultora de finanzas corporativas Ineo Corporate le fichó como socio menos de cinco meses después de que dejara su cargo público. El directivo se incorporaba a la consultoría de medianas empresas, el sector de mayor fuerza en los negocios de Ineo, según indicó la compañía.

Por otra parte, Cambra ha vuelto a estar vinculado a la Administración a través de una compañía pública. La Generalitat le incluyó como vocal en el Consejo de Administración de Cimalsa, operador logístico centrado en la promoción, gestión y administración de mercaderías. Un nombramiento que, además, el Govern prefirió no publicitar pero que acabó saltando a los medios de comunicación a principios de 2019. 

Fundación Seeliger y Conde

El brazo social de Seeliger y Conde se enfoca a la incorporación al mercado laboral de personas con discapacidad. Según las declaraciones del director general de la firma, Ramon Giró, recogidas en Expansión, gracias a esta fundación consiguieron un empleo 130 personas con "discapacidades físicas, pero también algunas con discapacidad mental". 

Además de Cambra, se han incorporado a la fundación Marta Garrigues --socia de la firma en Madrid--, como vocal del patronato, y Andrea Conde Alcalá --hija del fundador de la compañía, Luis Conde-- como directora de relaciones institucionales. La organización sin ánimo de lucro obtuvo unos ingresos de 440.000 euros el último año, con una crecida del 40% respecto al año anterior.

Destacadas en Business