Menú Buscar
Antonio Llorens, consejero delegado y presidente de Serunion, junto a un comedor escolar / CG

Serunion se duele en sus horas más amargas

Tres empresas, Serhs, Alessa y Eurest, aguijonean a la firma de cáterin en su negocio clave: los comedores escolares

5 min

Serunion vive sus horas más difíciles. La empresa de catering y servicio de Grupo Elior lidia con un pinza de la competencia en el que hasta ahora era el sector con mayor volumen de negocio: los comedores escolares. La firma se bate en duelo con tres duros rivales que le están arañando contratos clave: Alessa, Eurest y Grupo Serhs. Además, acusa errores propios que mancillan su reputación. El resultado es la disminución de cuota de mercado en esta industria.

"Serunion era hasta ahora imbatible en los comedores escolares, por su gran crecimiento cuatro años atras. Ahora, el dominio comienza a ponerse en entredicho", explican empleados de la propia empresa a Crónica Global.

Eurest ataca

El brazo de colectividades de Grupo Compass, Eurest, tiene parte de culpa. La empresa ya copa casi la misma cuota de mercado que Serunion en el lucrativo negocio de los comedores escolares. Ello no es baladí: de las 4.000 personas que trabajan en el sector en Cataluña, el 60% lo hacen en cáterin en colegios.

"La competencia feroz por los colegios está llevando a competir a la baja a las empresas. Lo hacen en producto y servicio", confirma un exgerente de centro de Serunion en Barcelona.

Vuelve un viejo actor

El escenario se torna también poco amable para el gigante de Antonio Llorens por otro motivo. "El auge de Alessa. La empresa de los hermanos Torrelles, que vendió su división de catering a Serunion en 2011, empieza a recuperar a antiguos clientes por el vencimiento de la cláusula de exclusividad de dos años que le impuso Serunion", explica una fuente cercana.

Ello significa que Alessa Catering Service, con sede en Torrefarrera (Lleida), ha arañado grandes colegios de Barcelona ciudad que antes eran terreno vedado de la filial de Grupo Elior en España.

Serhs se hincha

El tercer gran rival en liza es Grupo Serhs. El holding con cuartel general en Pineda de Mar (Barcelona) está creciendo a gran velocidad en el sector de las colectividades. "Además del contrato de escuelas de Serunion en Terrassa, Serhs se ha 'comido' parte del aeropuerto de Barcelona. Es la empresa que más crece en 2016", indican fuentes del sector.

Además del grupo presidido por Ramón Bagó, el tablero suma nuevos actores que complican los concursos públicos que antes Serunion ganaba con facilidad.

"ISS está apostando por el cáterin. Ya ha arrebatado casi todos los comedores de la Universidad Autónoma de Barcelona. Unicantina se está llevando otras universidades. Sodexo controla la mayoría del pastel en las residencias geriátricas", abunda el mismo profesional.

Errores

A la competencia feroz de los rivales se le añaden los errores de la propia compañía, que añadirán presión sobre la nueva directora regional de Serunion en Cataluña, que sustituyó en el cargo a Alberto Corcuera a principios de año en, dicen las fuentes conocedoras, una transición pacífica.

La empresa se ha enfrentado a quejas y reclamaciones en Terrassa (Barcelona) por el servicio que prestaba en los comedores escolares, una licitación que a la postre perdió.

Intoxicación

Además, Serunion saltó a la palestra pública por la masiva intoxicación de alumnos del Liceo Francés en junio. La firma tiene agarrado el contrato en la prestigiosa institución educativa desde hace veinte años.

El episodio se une a varios incidentes en comedores de Sevilla y Granada (2008), Elche y Alicante (2012), Palencia (2015), Segovia (2015) y La Rioja (2016).

El grupo que dirige Llorens, también vocal de la Fundación Privada Banco de los Alimentos, sufre el acoso y derribo de sus rivales tras la cadena de incidentes. Aguanta cuota de mercado por, según sostienen fuentes cercanas, ajustar los precios de los concursos a la baja a costa de reducir personal y recortar en producto.