Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede corporativa de Banco Sabadell en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) / EP

El Sabadell se resigna y acepta un impuesto a la banca mientras sea temporal

El consejero delegado de la entidad recuerda que el sector ya soporta una mayor carga fiscal y pide que la nueva figura no distorsione la competencia

3 min

La banca comienza a dar por hecho que el nuevo impuesto al sector anunciado por el Gobierno y aprobado por el Parlamento será una realidad en breve. Así lo ha manifestado el consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno, quien ha pedido públicamente que se trate de una medida temporal y se articule de modo que no afecte a la competencia. 

Durante la reunión anual de consejos consultivos, el ejecutivo ha admitido que se trata de una circunstancia inesperada, dado que el sector ya soporta en la actualidad una mayor carga impositiva que el resto de las empresas, además de otras adicionales como las diferentes aportaciones a elementos del sistema. 

Más tributos que beneficios

González-Bueno ha puesto como ejemplo la cifra de 800 millones de euros que el banco abonó en concepto de impuestos en 2021, que supera de forma notable a la de 530 millones de euros que reflejan los beneficios de Banco Sabadell. 

“A nadie le gusta pagar más impuestos. Pero si finalmente ocurre, pedimos que sea temporal y que no distorsione la competencia”.

Oposición generalizada

Desde que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara la medida en el pasado debate sobre el estado de la nación, las entidades se han pronunciado repetidamente en contra de la medida, que han considerado injustificada toda vez que el argumento de Moncloa para la nueva figura fiscal se basa en la existencia de unos supuestos beneficios extraordinarios que el sector niega. 

Además, los bancos también han argumentado que ya contribuyen sobradamente al Fisco, incluso en mayor medida que el resto de empresas. Esta idea ha sido recalcada también este lunes por González-Bueno al señalar que “no se puede decir que el Banco Sabadell no haya pagado bien”.

El "giro radical" del banco

El consejero delegado del Sabadell ha admitido que la banca afronta un periodo de incertidumbre y no sólo por el nuevo impuesto sino por factores como el contexto económico dominado por una elevada inflación y la crisis energética. 

No obstante, González-Bueno se ha mostrado optimista ante la marcha de la entidad y el “giro radical” que ha experimentado en el último año y medio. También ha valorado positivamente el ritmo al que marcha el plan de transformación que puso en marcha junto a su equipo tras su aterrizaje en la entidad a comienzos de 2021. 

Impacto elevado de los tipos

Además, el banco estima que se verá impulsado por factores favorables, como el incremento de los tipos de interés, para los que estima impactos elevados.

Por el contrario, elementos negativos como la subida de los precios, que podría derivar en mayor morosidad e incremento de costes, se moverán dentro de límites razonables.