Menú Buscar
Mateu Hernández (i), consejero delegado de Barcelona Global; Javier Faus (c), propietario de Meridia Capital: y Anna Gener (d), presidenta y consejera delegada de Savills Aguirre Newman en Barcelona hablan de los retos económicos de la ciudad / CG

Los retos económicos de Barcelona

Barcelona Global, Meridia Capital y Aguirre Newman reconocen la fortaleza de la ciudad como marca internacional pero señalan que su reputación está en juego

7 min

Barcelona es una marca fuerte a nivel internacional. Ha conseguido cerrar el ejercicio 2017 con unos datos económicos que muestran su robustez y un gigante de la talla de Facebook acaba de anunciar que instalará su central de fake news en la Torre Glories. Pero esta resistencia se ha puesto en cuestión en los últimos seis meses, un periodo en el que han surgido retos económicos que se deben abordar, tal y como indican reconocidos representantes del empresariado de la ciudad.

“Lo más importante es la reputación”, afirma el consejero delegado de Barcelona Global, Mateu Hernández. Indica que se debe “recuperar lo que se perdió en el último trimestre de 2017 con el procés, los atentados, la turismofobia y la huelga el los filtros de seguridad en el aeropuerto de El Prat”. Un combinado que lastra la imagen municipal.

Lucro cesante

El socio e impulsor del fondo Meridia Capital, Javier Faus, advierte que la “potencia de Barcelona es muy importante”. Reconoce que “en un primer momento la gente se asustó y canceló cosas, pero se cree en la marca de la ciudad”.

El ejecutivo valora que el verdadero problema de la situación que se ha vivido es “el lucro cesante que nunca conoceremos”. Manifiesta que el fracaso en atraer hasta la ciudad de la Agencia Europea del Medicamento, EMA por sus siglas en inglés, por la incertidumbre política es conocida, “pero existen muchas otras operaciones que nunca saldarán a la luz”.

Normalidad legal

¿Qué le pedirían al Ejecutivo catalán en ciernes? “Que regrese a la normalidad”, manifiesta Faus. “Ningún inversor pide que los políticos dejen de ser independentistas, aunque sí que se rijan por la ley”. Advierte que hasta la fecha se ha dado crédito a Barcelona porqué el private equity es un sector acostumbrado a incertidumbres como el brexit o la solicitud de ayuda al FMI de Argentina de esta semana. “Pero no es limitado”.

Hernández apunta a que el lobby que dirige ha tomado el papel de “salir fuera y explicar que esta es una ciudad que funciona, que vibra y que resulta una buena opción para vivir y visitar”. Un rol que habitualmente recaía en las administraciones públicas, que en estos momentos rechazan políticas en este sentido.

Críticas a Colau

Los miembros de la organización critican abiertamente al actual equipo de Gobierno municipal, encabezado por Ada Colau, por la falta de compromiso en lanzar iniciativas de divulgación del territorio.

El consejero delegado advierte que deben ser muy cuidadosos en no recaer en discursos políticos en un contexto como el actual. Se limita a destacar que “cuando la política acompaña, bien, pero si no, es necesario remar más”.

Mercado inmobiliario

La presidenta y consejera delegada de Savills Aguirre Newman en Barcelona, Anna Gener, explica que la “contratación de oficinas y plataformas logísticas ha registrado un crecimiento muy relevante en los últimos meses”. Recuerda que representa una “muestra clara de que las empresas están en crecimiento, ya que contratan nuevos espacios”.

La desaceleración se concentra en el mercado de inversión inmobiliaria. “Es una cuestión de confianza y ahora detectamos menos operaciones que hace seis meses”, relata. Pero considera que si se mantiene el contexto actual este sector de actividad “se recuperará”. Igual que Faus, señala que la previsibilidad y la seguridad jurídica son claves para conseguirlo.

Recuperación de reservas hoteleras

También desde el sector hotelero se reconoce un escenario mejor de los previsto. Si justo después del 1 de octubre las reservas llegaron a caer hasta un 30%, los meses posteriores se ha ido recuperando la ocupación con la aparición de otros problemas derivados de la competencia de pisos turísticos.

“Lo que ocurre, tal y como hemos experimentado, es que el descenso se ha notado en los hoteles de cinco estrellas, que, en muchas ocasiones, son ocupados por turismo de Estados Unidos y de Asia. Hay menos vistantes de esas zonas y más europeos, que están menos días y en establecimientos más económicos”, declaran desde la cúpula de una conocida cadena de hotelera de la ciudad.

Infraestructuras

También preocupa que no se corresponde el ritmo de vuelos que llegan de El Prat. Se crece al orden del 7% ante un descenso que ahora se ha estabilizado en torno 10%. Es decir, los viajes son más cortos, se ocupan menos plazas hoteleras y el turismo cambia su piel.

Otras fuentes del sector indican que el principal reto de futuro para Barcelona serán precisamente las infraestructuras. Se explica que sin compromisos firmes de crecimientos en el aeropuerto catalán, en el puerto y en el intercambiador de la Sagrera se “volverá a la situación de 2006 y 2007”. Es decir, al colapso de estas instalaciones, incapaces de dar servicio a los niveles requeridos por la actividad económica local.

Acuerdos políticos

Se advierte, asimismo, que estos proyectos requieren de consensos políticos amplios para movilizar las inversiones necesarias. Una cuestión que no parece sencilla de abordar según lo expuesto por los diferentes partidos políticos del país a lo largo de este sábado, en la primera sesión de investidura en el Parlament.

Todo ello, en un año preelectoral en la ciudad en el que el empresariado local pide que se aborden estos retos sin mayor dilación.