Menú Buscar
Imagen de la residencia Premià Ca n'Amell DomusVi, donde se han producido más de 48 muertes / CG

Mossos toma las riendas de la investigación contra DomusVi

El fiscal de Mataró encarga a la policía catalana recabar información sobre la residencia ca n'Amell, donde han muerto cerca de 50 mayores

3 min

Los Mossos d'Esquadra toman las riendas de la investigación contra la residencia de la muerte del gigante DomusVi en Cataluña. El fiscal del área de Mataró ha encargado a la policía catalana practicar las actuaciones "que considere necesarias" para nutrir las diligencias de investigación abiertas contra el geriátrico Premià ca n'Amell, en el que han fallecido más de 48 personas mayores durante la pandemia del virus SARS-CoV-2.

Así lo ha confirmado el fiscal de área a este medio, quien ha precisado que las diligencias de investigación "no se dirigen contra una persona concreta (de momento) y que éstas van dirigidas a "poder establecer posibles responsabilidades penales derivadas de acciones u omisiones" que "hayan podido contribuir a la situación vivida en la residencia Ca n'Amell de Premià [de Mar]".

Cerca de 50 fallecimientos

El oficio de fiscalía a los Mossos d'Esquadra llega cuando, tal y como ha avanzado Capgròs, el alcalde de Premià, Miquel Àngel Méndez (Junts per Catalunya) ya cuenta "más" de 48 ancianos fallecidos en ca n'Amell durante el envite del virus. 

El propio Méndez rompió el muro de silencio que se mantenía en torno a este centro residencial y de día a mediados de mayo al detectar "negligencia" y una gestión mejorable. Lo hizo Méndez después de que los test PCR de detección de contagio devolvieran al menos 24 muertes confirmadas y un 90% de contagios en el equipamiento privado.

Intervenida dos veces

Las duras acusaciones del alcalde de Premià llegaron tras dar a conocer el Ayuntamiento que la gerencia del centro había ocultado al menos dos positivos que derivaron en exitus u óbito del residente. Aquella actuación valió una primera intervención sanitaria por parte de la Generalitat de Cataluña.

Tras ello, el Govern volvió a entrar en fuerza en ca n'Amell, una de las residencias estrella del grupo de Josefina Fernández en Cataluña, para coger el timón de la administración. Mientras, un grupo de residentes prepara una denuncia.