Menú Buscar
David Elvira (d), director del CatSalut, y un paciente de oxigenoterapia / FOTOMONTAJE DE CG

Rebelión en el CatSalut por el concurso de oxigenoterapia

Los directores territoriales reclaman a David Elvira, su superior, que se revise el sentido de la adjudicación y alerta de que se pone en riesgo la vida de 93.000 pacientes

28.09.2016 00:00 h.
4 min

Las quejas que ha acumulado durante todo el verano el departamento de Salud catalán por la concesión de los servicios de asistencia domiciliaria de terapias respiratorias han llegado al más alto nivel. Los directores territoriales del CatSalut se han rebelado contra lo que consideran una concesión que pondrá en riesgo la vida de los 93.000 pacientes a los que los médicos de los centros sanitarios que gestionan atienden directamente.

David Elvira, director del servicio, recibió las críticas de los responsables de las siete regiones sanitarias en las que se divide el mapa catalán en la última reunión que celebraron a principios de septiembre. Reclamaron que no se firmara la adjudicación definitiva en los términos actuales, con las empresas Linde y Vivisol como los dos grupos que se reparten el grueso de la adjudicación.

Problemas de las plicas ganadoras

Las voces más críticas fueron las de los responsables de Tarragona, Roger Pla, y la de Cataluña Central y Girona, Marta Chandre. Señalaron, con el apoyo del resto de sus compañeros --Jordi Cortada de Lleida y Alt Pirineu / Vall d’Aran; Ismael Piñas, Terras de l’Ebre; y Lluís Franch, Barcelona--, que las plicas seleccionadas como ganadoras presentan problemas que no son precisamente menores.

Linde rebajó el coste del servicio en un 38%, por lo que se considera que es económicamente temeraria y que incurre en dumping para expulsar al resto de competidores. El servicio será deficitario desde el primer momento y nadie descarta que se tenga que revisar al alza a lo largo de los 10 años de la concesión, por lo que se igualaría o superaría el coste de otras ofertas que eran mejores en la parte técnica.

Respecto a Vivisol, la incertidumbre está relacionada con la falta de conocimiento de la compañía en España. El grupo italiano nunca ha gestionado un contrato asistencial con tantos usuarios y los profesionales dudan de la valoración de la oferta técnica. Señalan que es excesivamente alta por el servicio ofrecido si se compara con la de sus competidores.

Mantener el servicio actual

Remarcan que la vida de los pacientes de oxigenoterapia está ligada a la de estos equipos y que un simple cambio de máquinas y de personal que realiza la asistencia es ya de por si un riesgo para su salud, ya que comporta meses de adaptación.

Cualquier alteración es considerada como traumática y ahora se hace, según la opinión generalizada, por una simple cuestión económica. Recomiendan mantener la actual situación con los cambios mínimos.

Casi un año de concurso

La Generalitat tiene pendiente realizar la adjudicación definitiva del concurso de oxigenoterapia. Está en su etapa final. El concurso público se convocó en noviembre de 2015, se ofrecían 449 millones de euros más IVA para realizar durante 10 años la asistencia domiciliaria de terapias respiratorias. Se distribuyó Cataluña en 18 lotes y seis empresas presentaron una oferta --Oximesa (Praxair), Air Liquide, Esteve Tajin, Linde, Vivisol y Oxigen Salud--.

Linde y Vivisol se reparten el grueso de la licitación. Oxigen Salud ha conseguido el lote de la Vall d’Aran, el más complejo de gestionar y con dudas respecto a su rentabilidad. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información