Menú Buscar
Imagen del 'crucero del infierno' de Pullmantur, el Zenith, donde hubo un incendio en la sala de máquinas / CG

Pullmantur pagará sólo un millón por el 'crucero del infierno'

La naviera zanja a regañadientes con 2.000 euros por persona el hecho de arruinar las vacaciones a 400 pasajeros, que sufrieron el incendio del buque 'Zenith'

5 min

Pullmantur pagará sólo 800.000 euros por el crucero del infierno. La naviera propiedad del fondo de inversión Springwater (51%) zanjará con pagos de apenas 2.000 euros por persona el hecho de arruinar las vacaciones a 400 pasajeros del buque Zenith. Los turistas sufrieron el incendio en la sala de máquinas de la nave y quedaron confinados en cubierta con apenas comida, bebida y acceso al baño durante casi 24 horas.

Según han indicado algunos de ellos a este medio, la naviera está empezando a reembolsar el coste de los pasajes más 1.000 euros por persona y un plus de 200 euros a los viajeros que hacían una travesía de luna de miel. Pese a que Pullmantur navega hacia beneficios --facturó 350 millones el último ejercicio declarado en 2016--, la naviera que comanda Richard J. Vogel ha tardado casi cinco años en cerrar el dramático incidente que ocurrió frente a las costas de Italia el 24 de junio de 2013.

"Proporcionalmente, es poco"

Antonia Barba, letrada que defendió a los afectados, ha recordado que tuvo que acudir a la Audiencia Provincial de Madrid para que Pullmantur pagara una cantidad extra a las parejas de recién casados que viajaban a bordo del Zenith cuando la bodega estalló en llamas. "Pagará la aseguradora de la empresa, Tomas Cooper, que ha pleiteado el caso mediante un bufete inglés con sede en Madrid. Llegamos al segundo nivel judicial después de que la sentencia del juzgado de Primera Instancia número 55 de Madrid olvidara a los casados", ha explicado Barba.

Tras este periplo judicial, ¿es justa la cantidad que han recibido los pasajeros? "Depende. A nivel de cuantía, 800.000 euros puede parecer una cantidad importante para una filial de Royal Caribbean (49%) como Pullmantur. Comparada con otros casos, no es tanto", ha valorado la letrada. Barba ha puesto de ejemplo la indemnización que la naviera tuvo que pagar por la avería del Sovereign, que interrumpió su navegación por una avería tras partir de Barcelona el 10 de mayo de 2014. "Esos pasajeros, al menos, tuvieron tiempo de disfrutar de parte del viaje. Los del Zenith, ni eso", ha lamentado.

Alud de denuncias

Cabe recordar que el incendio a bordo del Zenith es sólo uno de los aparatosos incidentes que ha sufrido Pullmantur en los últimos años. Además del crucero del infierno y de la avería en el Sovereign, la naviera encajó otra denuncia por parte de 900 pasajeros del mismo buque en noviembre de 2016. Según ellos, viajaron a bordo de un barco que estaba en obras. Al mes siguiente del mismo año, la filial de Royal Caribbean tuvo que indemnizar a otros 54 pasajeros por cancelar una salida desde Barcelona en 2014. También han recalado en el juzgado los casos del crucero de la salmonella (2013) por los fiordos noruegos de la misma naviera y la travesía del horror a bordo del Horizon de 2017, en el que los viajeros tuvieron que sufrir heces saliendo de las platos de las duchas de la nave.

Preguntada por la cuestión, la portavocía de prensa de Pullmantur ha subrayado que "confirmamos que Pullmantur Cruceros cumple con todas las normativas aplicables y tiene establecidos todos los procedimientos necesarios para garantizar la seguridad de sus pasajeros y tripulantes, su máxima prioridad". La misma fuente, no obstante, no ha querido comentar el caso del Zenith, ya que es política de empresa "no hacer comentarios sobre casos ya cerrados y cuya sentencia judicial es pública". Otras fuentes consultadas han señalado los recortes que acometió el fondo Springwater a partir de mayo de 2016, cuando tomó una posición mayoritaria en la firma, como una de las causas de la cascada de denuncias.