Menú Buscar
Vigilantes de seguridad de Prosegur, la empresa que crecerá en Cataluña a costa de Ombuds / EFE

Prosegur ‘pesca’ entre los contratos de Ombuds de Cataluña

La quiebra de la compañía de seguridad de la familia Cortina propicia que tanto FGC como la Ciutat de la Justícia replanteen sus licitaciones

24.07.2019 00:00 h.
5 min

Prosegur dará un impulso a su negocio en Cataluña en los últimos días de julio gracias a la quiebra de uno de sus principales competidores en el país, el gigante de la seguridad privada Ombuds. La cotizada se ha hecho este miércoles con uno de los contratos que estaban en el alambre, el de la línea del Baix Llobregat-Anoia de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC).

La empresa pública encabezada por Ricard Font había mandado la semana pasada un burofax al apoderado en Cataluña de Ombuds, Fernando Cortina, en el que le advertía de las consecuencias de no poder prestar los servicios que tenía concesionados. Cabe tener en cuenta que el 90% de los 300 vigilantes de seguridad del territorio se han sumado a la huelga indefinida que ha convocado ADN Sindical.

Mossos d’Esquadra

En la red de ferrocarriles catalanes se decretaron unos servicios mínimos del 75%, pero el alud de bajas médicas que han precedido a la protesta laboral ha impedido llegar a este cupo. Los empleados han justificado que el no cobrar ha agravado la tensión que resisten cada día en los trenes, hecho que ha derivado en crisis de ansiedad que justifican su situación. La empresa les amenazó con el despido, pero recibió un correctivo de la Inspección de Trabajo respecto a este plan.

Al final, son agentes de Mossos d’Esquadra los que han cubierto los vacíos de los trabajadores para garantizar la seguridad de todos los pasajeros. Pero Ombuds incumplió las condiciones de la concesión y FGC ha decidido mover ficha. Cabe tener en cuenta que los sindicalistas también llevaron el caso ante el Síndic de Greuges, Rafael Ribó.

Ciutat de la Justícia

No es el único servicio que se quedará en manos de Prosegur, que clasificó en segunda posición en la valoración que la mesa de adjudicación del contrato hizo en su día. Los responsables de la Ciutat de la Justícia de Barcelona también han remitido un burofax a Ombuds en el mismo sentido. Les recuerdan que no poder ofrecer el servicio al que se habían comprometido es motivo de rescisión de la concesión.

Dos trabajadoras de Ombuds en la protesta que ha tenido lugar ante la Ciutat de la Justícia / CG
Dos trabajadoras de Ombuds en la protesta que ha tenido lugar ante la Ciutat de la Justícia / CG

Está prevista una reunión este miércoles en la que la Generalitat analizará los próximos pasos para asegurar que funcionan todos los filtros de seguridad de las instalaciones. Por ahora, la huelga ha propiciado que se mantenga cerrado el acceso por la avenida Carrilet y las colas son la tónica dominante durante el día. Cabe tener en cuenta que al no ser una infraestructura estratégica no se han decretado servicios mínimos.

Pagos atrasados

Llegado el caso, se espera que la resolución de este segundo contrato tenga lugar en agosto. Sería el tercero con una importancia destacada que pierde el grupo, ya que durante el fin de semana Carrefour anunció que hacía lo propio.

El grueso de la plantilla de Ombuds, que llega a las 8.000 personas en todo el país, sigue sin cobrar. Por los problemas económicos del grupo de la familia Cortina y el fondo estadounidense JZI no han percibido ni la nómina de junio ni la paga extra de julio. Además, se espera que tampoco ingresen la retribución habitual del mes en curso.

Manifestación en Barcelona

El gigante de la seguridad privada ha anunciado que ha solicitado el concurso voluntario de acreedores ante la imposibilidad de convencer a la banca para que le abra de nuevo el grifo del circulante. Tampoco ha encontrado a un mirlo blanco que le dé el ansiado balón de oxígeno económico que le propiciaría continuar con la actividad. Se le acusa de llegar a esta situación por los contratos a la baja que asumió para ganar cuota de mercado.  

Mientras, los trabajadores de Ombuds continúan con sus protestas. ADN Sindical y STS-C han convocado una concentración que saldrá el miércoles a las 8.30 de la estación de Sants y que terminará en la sede de la compañía en Barcelona, situada en el número 45 de la calle Nicaragua.