Menú Buscar
Miquel Valls y Joan Ramon Rovira en la presentación de las previsiones de crecimiento de la economía catalana para 2018 / CG

El descenso de las exportaciones lastra la economía catalana

El presidente de la Cámara de Comercio pide a Ada Colau y a Quim Torra que mejoren las infraestructuras de acceso a Barcelona y a su puerto

24.10.2018 13:38 h.
7 min

La Cámara de Comercio de Barcelona da marcha atrás en sus previsiones de crecimiento en Cataluña para 2018. La institución ofreció una visión positiva en la última revisión de la economía --el pasado abril-- y predijo una subida del crecimiento anual hasta situarse en el 3,1%. Sin embargo, los últimos análisis han hecho remitir las expectativas y la Cámara calcula ahora que Cataluña creerá alrededor del 3% en el conjunto del año, una décima menos, en gran medida debido al descenso de las exportaciones y a la coyuntura internacional.

Miquel Valls, presidente de la institución, ha apuntado que han querido ser “prudentes” en sus predicciones a pesar de que detectan “un cambio de tendencia” para el cuarto trimestre. La evolución de los tres primeros trimestres del año en la región ha sido “muy positiva”. Han reflejado un ritmo de crecimiento “constante y elevado” del 0,7% intertrimestral. Sin embargo, en comparativa interanual el PIB ha decrecido dos décimas --2,9% en el tercer trimestre--, lo que les ha llevado a rebajar sus expectativas solo en una décima con respecto a la última revisión. Para 2019, el crecimiento en Cataluña se situaría sobre el 2,5%.

Evolución del PIB en Cataluña / Idescat

Evolución del PIB en Cataluña / IDESCAT - CCB

Por encima de España y la UE

Valls ha destacado el crecimiento vivido en Cataluña durante los últimos ejercicios. La comunidad autónoma lleva cuatro años consecutivos con un ritmo de avance del 2,8% o superior. Este porcentaje está por delante del crecimiento del conjunto del país, que se encuentra en el 2,5% interanual en la actualidad --cuatro décimas por debajo del indicador en Cataluña--.

A pesar de la desaceleración del PIB para el cuarto trimestre del año, la Cámara de Comercio ha destacado que el crecimiento económico catalán y español es “bastante superior” al estimado para la zona euro, que se encuentra en el 2%. Ha destacado que Cataluña ha sabido adaptarse a las demandas económicas de Europa en los últimos 20 años y ha lanzado una proclama positiva ante “ciertas noticias pesimistas” que han aparecido en los últimos días: “La economía catalana va bien”.

Descenso de contrataciones

Una de las consecuencias del debilitamiento de la economía, además del empeoramiento de las expectativas empresariales, es la caída de las afiliaciones a la Seguridad Social. En el tercer trimestre del año, Cataluña ha registrado una tasa de afiliación  del 2,4%, lo que supone una caída de 7 décimas con respecto a las cifras del trimestre anterior. Es la tasa de creación de empleo más baja de los últimos cuatro años en la región. 

El porcentaje de contrataciones se encuentra por debajo del que refleja el conjunto del país --alrededor del 2,8%--. Es el segundo trimestre consecutivo en el que los niveles de afiliación de Cataluña son más bajos que los de España, un hecho que no se producía desde el inicio de la recuperación económica. 

Evolución de la afiliación a la Seguridad Social en Cataluña y en España / MITRAMISS

Evolución de la afiliación a la Seguridad Social en Cataluña y en España / MITRAMISS

Necesidad de infraestructuras

En la presentación de los datos que ha tenido lugar esta mañana en la sede de la Cámara en la Ciudad Condal, Valls ha destacado el problema de los accesos a la ciudad y al puerto de ésta como uno de los grandes problemas para la llegada y salida de mercancías. El presidente de la institución ha calificado de “irrelevante” la inversión en infraestructuras en los últimos 20 años --“por no decir 30”, en sus propias palabras-- en el área metropolitana y señala como culpables tanto al Ayuntamiento de Barcelona como a la Generalitat.

Ha admitido que no tienen datos contrastados sobre el impacto del tráfico de salida y entrada a Barcelona sobre el transporte de mercancías pero asegura que “el problema de la logística está ahí”. “Sólo hace falta ver los colapsos totales de los accesos a la ciudad y al puerto”. Ha declarado que ésta es una reclamación que la Cámara lleva repitiendo años y sobre la que las administraciones públicas “no están haciendo nada” por solucionarlo.

Mercado y políticas internacionales

El presidente de la Cámara ha indicado que la revisión a la baja tiene mucho que ver con el contexto internacional que se vive en los últimos meses y que se prevé para los próximos. El déficit que refleja la balanza comercial catalana desde marzo se ha visto levemente potenciado en los últimos meses, y se revela como la causa de la ralentización del crecimiento previsto para 2018. La exportaciones han descendido de forma interanual acumulada (enero-agosto) en los mercados estadounidense, chino, británico e italiano.

También los factores internacionales son la causa del crecimiento moderado del PIB previsto para 2019. La subida de los tipos de interés del euro y el previsible ascenso del precio del petróleo impactará negativamente en la economía a nivel mundial, así como la tendencia a un mayor proteccionismo por parte de mercados como Estados Unidos o China.