Menú Buscar
Juan Miguel Villar-Mir de Fuentes, presidente de OHL, durante la junta de accionistas anual de la compañía / EFE

Presión máxima para que Villar Mir venda su participación en OHL

GVM, con 540 millones de deuda, solo suma realmente el 30,6% de la constructora, valorado en 93 millones. El 2,67% restante lo tienen Société Générale y Natixis en derivados

30.05.2019 00:00 h.
6 min

La enésima previsión de evolución de los negocios de OHL tampoco ha sido recibida con excesivas alharacas por parte de los inversores, como queda demostrado con las ventas de acciones registradas tras poner sobre la mesa de la junta de accionistas los hitos a cumplir en 2019.

Salidas que provocaban que la constructora sumara, entre martes y miércoles, un retroceso en bolsa del 5%, hasta dejar la cotización al borde de caer, otra vez, por debajo del euro de valoración, y con una capitalización de poco más de 300 millones de euros.

Accionistas hartos de la 'eterna transición'

La reiteración ante la junta de accionistas por parte del presidente Juan Villar-Mir de Fuentes y del consejero delegado, José Antonio Fernández Gallar, de que el presente ejercicio sería otro “de transición” ha vuelto a sembrar de dudas el futuro de la empresa, que plantea, para este 2019, facturar entre 2.500 y 3.000 millones, superar los 45 de Ebitda, alcanzar una cartera de pedidos de entre 5.500 y 6.000 millones y rebajar, hasta 150 millones, su deuda neta con recurso.

En esa junta del pasado martes --la primera de Fernández Gallar, ya que en la de 2018 dimitía su antecesor en el cargo, Juan Osuna--, los accionistas minoritarios no fueron tan explícitos a la hora de cantar las cuarenta a la familia Villar Mir, máximos accionistas del grupo con ya tan solo el 33,3%.

"No hagan más daño, vendan y váyanse"

Aunque alguno no se cortaba lo más mínimo para insistir en que vendan su participación. “Mis acciones valen un 95% menos. Vengo a pedirles que vendan y se vayan. No hagan más daño a OHL”, espetaba uno de estos accionistas a los dirigentes del grupo.

Desinversión que está en boca de todos pero que, a los precios a los que cotiza OHL, no resulta fácil de acometer.

Villar Mir solo tiene, en la práctica, el 30,64% de OHL

En la práctica, Grupo Villar Mir (GVM) solo ostenta el 30,64% de la constructora, actualmente valorado en 93 millones, cuando su deuda supera los 540. Y, además, el 10% de la misma ya está vencida e impagada, precisamente con créditos de 120 millones otorgados por OHL a Pacadar, el fabricante de hormigón integrado en GVM.

Los Villar Mir podrían todavía alcanzar el 33,32% si, llegado el vencimiento, ejecuta los contratos de derivados que tiene suscritos con las entidades financieras francesas Société Générale y Natixis. Pero no parece que sea esa su intención. El que vencía el pasado 30 de abril no fue ejecutado, con lo que Société Générale se quedaba con el 1,3% de OHL.

Devolución de 120 millones a OHL en 18 meses

Precisamente, es el banco de inversión galo al que Villar Mir tiene encomendado tantear el mercado para ver la posibilidad de acometer desinversiones, no ya solo de su participación en OHL, sino también de Ferroglobe --su otra cotizada, en Estados Unidos--, Fertiberia o Espacio, la filial inmobiliaria.

Ventas sobre las que, en el marco de la propia junta, el consejero delegado Fernández Gallar daba alguna pista, al reconocer que OHL había firmado un acuerdo con GVM --su máximo accionista-- por el que la matriz se comprometía a devolver los 120 millones que adeuda en un plazo máximo de 18 meses, a finales de 2020.

Sobre los 325 millones que los Villar Mir deben al fondo monegasco Tyrus no hay tanta prisa. Tras la refinanciación pactada a finales de 2018 se fijó el vencimiento en 2022, ampliable en seis meses, hasta junio de 2023.

Opciones de ventas

Con este panorama, ¿de dónde va a sacar GVM esos 120 millones que debe devolver a OHL? Con la actual cotización de la constructora, los 93 millones de su participación resultan insuficientes, con lo que no quedaría otra opción que buscar otras alternativas, salvo que se produzca el milagro y la constructora se recupere un 40% en bolsa, hasta 1,37 euros por acción.

De no ser así, habría que mirar al resto de los activos. Ferroglobe, la otra empresa coitizada --en el Nasdaq neoyorquino-- tampoco está para tirar cohetes. Cotiza en mínimos históricos, con lo que el 55% del capital que tiene GVM apenas vale 125 millones.

Fertiberia y Espacio, entre 850 y 950 millones

Y quedarían Fertiberia y Espacio, los dos grupos de activos que los Villar Mir también podrían vender de manera parcial. Aunque más difícil de cuantificar, el valor de ambos (fertilizantes e inmobiliario) sumarían entre 850 y 950 millones.

Mientras tanto, al margen de las vicisitudes del máximo accionista, la banca acreedora de OHL sigue dando oxígeno a la constructora, renovando hasta el próximo 30 de junio una línea de avales por 315 millones, imprescindible para que la empresa pueda adjudicarse nuevos proyectos que permitan elevar la cartera de pedidos a una horquilla de entre 5.500 y 6.000 millones a finales de 2019. Hasta marzo, ascendía a 5.336 millones.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información