Menú Buscar
Imagen de una empresa de pisos turísticos afectada por el Mobile World Congress (MWC) / CG

Los pisos turísticos piden "ayuda" tras perder 50.000 reservas y 14 millones

La vivienda vacacional de Barcelona exige la paralización de la subida de la tasa turística y una línea de crédito de la Generalitat tras el adiós del Mobile

3 min

Costalazo de los pisos turísticos con licencia de Barcelona. La vivienda vacacional de la Ciudad Condal pagará la crisis de la cancelación del Mobile World Congress (MWC) por el coronavirus con cifras muy importantes: 50.000 reservas perdidas, lo que supone una factura de unos 14 millones de euros que se dejarán de ingresar.

El presidente de la patronal Apartur, Enrique Alcántara, ha avanzado hoy que "desde el momento en el que se anunció que la feria se cancelaría empezamos a recibir un alud de anulaciones. Éstas han continuado durante toda la noche sin interrupción". Según él, el sector perderá "el 100% de las 50.000 reservas que se habían hecho para la semana del Mobile", lo que genera una factura de 14 millones.

"Ayuda institucional"

Ante este escenario de descalabro, la organización empresarial toma las riendas de la crisis. Apartur exige que la Generalitat de Cataluña "paralice el recargo de la tasa turística (IEET, por su denominación en catalán) que está prevista en los presupuestos autonómicos para 2020". Según Alcántara, "no es momento de subir impuestos cuando veníamos de la temporada baja y nos encontramos con un impacto de estas dimensiones".

Hay más. Los pisos turísticos se dirigen directamente a la Generalitat de Cataluña en otra materia. "Hay que habilitar una línea de crédito blando, con tipos de interés asequibles, para ayudar a las empresas que han perdido reservas por la no celebración del Mobile", ha propuesto Alcántara. Según el empresario, esta suerte de rescate podría venir desde el Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

Cancelaciones que no se recuperan

Según Alcántara, la caída de reservas que ya se está produciendo en tromba "no se podrá recuperar", pues la cancelación del Mobile 2020 "no es por motivo de fuerza mayor". Ello deja a cada empresa a merced del contrato que tenía con el viajero y su pre-reserva. "Cada caso es un mundo. Habrá que mirar las pólizas. Las plataformas tampoco han activado los supuestos de cancelación por incidente grave", ha precisado el directivo.

¿Qué pasará a partir de ahora? "Pues que a partir de la próxima semana habrá un excedente de habitaciones turísticas a precios muy ajustados. Porque de golpe hay mucha oferta. Se espera que los turistas convencionales, los que no venían al Mobile, y los cazadores de chollos tengan su oportunidad", ha señalado. No obstante, Apartur lo tiene claro: "El turismo de ocio no compensará el golpe", por lo que piden que la administración catalana eche el resto.