Menú Buscar
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment, y Josep González, su homólogo en Pimec. Patronales catalanas / EFE

Patronales y sindicatos rechazan la ley de Cámaras que plantea la Generalitat

Foment, Pimec, CCOO y UGT advierten a Quim Torra de que vulnera el Estatut y el orden jurídico al usurpar los derechos reconocidos a las organizaciones empresariales y sindicales

3 min

La nueva ley de Cámaras de Comercio que planea imponer la Generalitat genera el rechazo unánime de las patronales y sindicatos mayoritarios de Cataluña. Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT piden al Govern independentista que no tramite su proyecto de decreto-ley al entender que vulnera el Estatut y el ordenamiento jurídico y trastoca la estabilidad y la concertación social "en un momento en que es más necesaria que nunca" para atender al tejido productivo y de toda la ciudadanía.

Las dos patronales y ambos sindicatos son unánimes a la hora de expresar su preocupación por la tramitación, por vía de urgencia, de una ley que pretende regular la participación institucional y la financiación de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Cataluña y su consejo General. 

Usurpación de derechos

Según denuncia Pimec en un comunicado, las cuatro instituciones coinciden en que dicha ley atentaría contra el propio Estatuto de Cataluña al usurpar los derechos reconocidos a las organizaciones empresariales y sindicales, además de no encajar en el marco de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) "ni en los usos y normas del diálogo social" en España ni en el resto de Europa. Asimismo, entraría en conflicto con el Decreto Ley 9/2020 del pasado 24 de marzo. 

Foment, Pimec, CCOO y UGT también resaltan que el proyecto de decreto-ley de la Generalitat "amenaza la propia esencia de la participación institucional, del diálogo social y de la concertación social de Cataluña" y que su carácter de urgencia no puede justificarse de ninguna manera.

Carta a Torra y a su Govern

Así, ninguna de ellas comparte "de ninguna manera el argumento de que la adscripción administrativa de las Cámaras justifique su representatividad y participación institucional, cuando se trata de entidades de derecho público, tuteladas por el Govern".

Estos cuatro agentes sociales han hecho llegar estas quejas por carta al presidente de la Generalitat, Quim Torra, así como también al vicepresidente de Economía, Pere Aragonès, y a los consejeros de Empresa, Àngels Chacón, y de Trabajo, Chakir El Homrani.