Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agrobank, la línea de negocio de Caixabank para prestar apoyo financiero a los agricultores, como reclama la COAG / EP

La patronal agraria COAG alerta de que el sector necesita mayor financiación

Caixabank, junto con Abanca, incrementa sus esfuerzos para apoyar a un ámbito especialmente impactado por la subida de los precios de la energía

5 min

El actual contexto que combina elevados precios de la energía con un escenario de sequía que se prolonga durante algunos meses complica la situación para el sector agroalimentario, según ha denunciado la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), que ha advertido que mantener las cotas de producción precisará de mayor financiación. 

En este sentido, Caixabank y Abanca son dos de las entidades que redoblan esfuerzos ante la difícil situación que arrastra el sector a raíz de la subida del precio de la energía y la falta de lluvias, agravado ahora por la crisis en Ucrania.

Problemas con los suministros

José Luis Miguel, director técnico de la COAG explica en declaraciones a Servimedia que el estallido de la guerra a causa de la invasión rusa de Ucrania “ha agudizado bastante la difícil situación del sector agrario”, sobre todo en lo que se refiere al suministro de los elementos básicos y materias primas para la producción agrícola y ganadera. 

Miguel ha llamado la atención sobre la dependencia del sector en general tanto de las materias primas como de la energía para el funcionamiento de sus instalaciones. 

Escalada inflacionista

“Han subido muchísimo los precios”, ha señalado aunque también se ha mostrado convencido de que es posible que se haya alcanzado el pico, especialmente en lo concerniente al precio del petróleo.

Por otro lado, los fertilizantes, las potasas y fosfatos también han entrado en una escalada de precios y señala también la escasez de materias primas, como los cereales y el maíz, como factor que contribuye a tensionar los mercados y, por ejemplo, “no sabemos si en Ucrania se va a poder sembrar en esta primavera y, por tanto, puede generarse una mayor escasez”, explica el director técnico de COAG.

Agrobank, la iniciativa de Caixabank

Ante esta tormenta perfecta, contar con financiación es lo único que permite a muchos empresarios autónomos continuar con su actividad. "Las entidades financieras juegan un papel crítico”, señalan desde COAG.

En este contexto, Caixabank, a través de su línea de negocio Agrobank, es una de las más comprometidas con la actividad agroalimentaria: financió en 2021 al sector con casi 17.400 millones de euros y para hacer frente a la situación actual, la entidad dispone de 1.175 sucursales especializadas, la mayor red de oficinas del sector y con presencia en todas las provincias.

Gestores especializados

También cuenta con 3.500 gestores especializados, y que, entre otros cometidos, orientan a los agricultores y ganaderos en los retos como la sostenibilidad y la digitalización. Más de 500.000 agricultores (uno de cada dos profesionales del sector) cuentan con el apoyo de Agrobank.

Abanca, por su parte, a través de su unidad especializada Abanca Agro, también está apostando fuerte por el sector y recientemente ha firmado acuerdos con varias asociaciones agrarias como Extremadura o Castilla y León para ofrecer productos como el anticipo de la cosecha o el préstamo para hacer frente a los gastos habituales de futuras campañas, entre otras acciones, además de financiar proyectos para la sostenibilidad.

En esta línea, José Luis Miguel considera que en el actual contexto “no se tienen que dejar a un lado, la sostenibilidad o la digitalización porque son elementos interrelacionados que nos van a ayudar mucho. Con ellos, seremos más eficientes y viables económicamente. También podemos ser más sostenibles con un ahorro de costes, con menos impacto ambiental, una tendencia necesaria para el sector. Después de todas las vicisitudes que nos están sucediendo, debemos pensar a medio y largo plazo, y, sin duda, ahí encajan la sostenibilidad y la digitalización”, finaliza.