Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Logo de Orange / EUROPA PRESS

Orange facturó un 7,4% menos en España hasta marzo

La compañía de telefonía se ha visto afectada durante la pandemia especialmente por la caída de los servicios minoristas

4 min

Orange España facturó 1.188 millones de euros en el primer trimestre de 2021, el 7,4% menos respecto al mismo periodo del año pasado. Esto se ha debido, especialmente, por la caída de los servicios minoristas, los cuales descendieron un 10,2% en un contexto de fuerte competencia en el sector de las telecos.

Durante el primer trimestre del año, Orange ingresó en España 818 millones de euros por servicios minoristas. La caída en este punto de los resultados fue más acusada en la venta de servicios móviles con una debacle de un 13,6%. Lo único que creció en el país de la compañía de telefonía fue la facturación en venta de equipos, que ascendió a 155 millones de euros, un 10% más que el mismo periodo de 2020.

Desciende el ingreso medio por cliente

La compañía, a 31 de marzo y según ha comunicado este jueves, tenía 4.033.000 clientes de banda ancha fija, un 0,4% más que en el mismo trimestre del año pasado. De ellos, el 85% tenía tarifas convergentes. Respecto a la plataforma de televisión, Orange cuenta con 703.000 abonados, un 0,6% más que en el año anterior, lo que supone el 17,4 de su base total de clientes de banda ancha. Los accesos a fibra hasta el hogar, además, crecieron un 6,1% hasta los 3,40 millones.

Las tarifas convergentes (arpo), en lo que respecta al ingreso medio por cliente, descendieron un 8,4% durante el primer trimestre de 2021, hasta los 53,3 euros. Un dato que contrasta con el mismo periodo del año anterior donde aumentaron un 0,3% interanual. A finales de marzo, Orange España tenía 15,9 millones de clientes de telefonía móvil, un 1,2% menos que los del año pasado, de los que más de 14 millones son clientes de contrato, un 2,9% más, y 1.825 son prepago, un 24,4% menos.

Fira y Next Generation

Orange abrió a mediados de marzo un conflicto judicial contra Fira 2000 y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) por la ampliación del recinto ferial de Gran Via. El recurso de la compañía de telefonía ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) se debía principalmente a la modificación del plan general metropolitano que afectaban a la nave que posee en el polígono de La Pedrosa. La operadora habría intentado elevar el valor de las instalaciones en el marco de esta operación urbanística en el municipio.

La operadora de telefonía, además, optaría en Cataluña a los fondos europeos Next Generation de recuperación, a raíz de la crisis del Covid-19. Orange, a través de su fundación, se integraría dentro del proyecto para fomentar la capacitación de la ciudadanía y el reciclaje profesional ante la transición digital con un presupuesto de 65,3 millones de euros.