Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Equipo de Nomo, con su consejero delegado, Xavier Capellades, segundo por la izquierda / CEDIDA

Nomo: la 'fintech' impulsada por Banco Sabadell prepara su internacionalización

La app de servicios de contabilidad y banca digital para pymes quiere consolidar el mercado español antes de entrar en Francia, Italia y Alemania en 2023

4 min

La digitalización financiera de las pymes se ha acelerado con la pandemia, pero todavía tiene mucho camino por recorrer. La startup Nomo, fundada en 2018 por Xavier Capellades e impulsada por el hub de innovación de Banco Sabadell, integra en una única solución servicios de contabilidad y gestoría con los productos más usuales de un neobanco para asumir esta transformación tecnológica.

El próximo paso de la fintech es exportar este modelo a otros países. En una entrevista con Crónica Global, la compañía ha avanzado que a medio plazo quiere ampliar su software de gestión para pequeñas empresas y autónomos a mercados cercanos. En concreto, la empresa emergente prevé entrar en Francia, Italia y Alemania a partir de 2023.

Foco en micropymes

Pero antes de afrontar este reto, la compañía quiere consolidarse entre las pymes y autónomos nacionales, sobre todo aquéllas con menos de diez trabajadores, y extender sus actividades por toda España, donde tiene por ahora mayor presencia en Cataluña. "En España hay más de tres millones de autónomos y las micropymes representan el 95% del tejido productivo. El mercado es muy grande", ha subrayado Capellades.

Imagen de los nuevos servicios de banca digital disponibles en Nomo / CEDIDA

 

Imagen de los nuevos servicios de banca digital disponibles en Nomo / CEDIDA

Los buenos datos del año pasado favorecen los planes de expansión de la startup. En 2021, la plataforma multiplicó por cuatro sus clientes de pago y registró un incremento del 125% en su facturación --la empresa, sin embargo, no desvela sus beneficios--. Estos números son previos al lanzamiento de su división de banca digital o neobanco a través de su propia cuenta corriente asociada con una tarjeta virtual Mastercard. La compañía presta este servicio a través de un modelo de open banking mediante un acuerdo con un operador financiero, pero no ha reclamado su autorización como entidad de pagos ante el Banco de España.

Un servicio integral

Este producto, lanzado a mediados del pasado febrero, permite recibir y enviar transferencias, domiciliar recibos, nóminas e impuestos, realizar pagos vía móvil y retirar efectivo en cualquier cajero por una tarifa plana de nueve euros. "Nuestra voluntad es que a medio plazo el 50% de la base de nuestros clientes contrate este producto", ha detallado el director general.

El sector de las fintech enfocadas a las empresas "está todavía muy tierno", en palabras del emprendedor, por lo que la startup confía en hacerse un hueco en un ecosistema creciente de alternativas. Lo que distingue a Nomo, según los fundadores, es su propuesta end-to-end que aúna tanto un ERP integral como soluciones sencillas para garantizar una operativa financiera, a diferencia de otras privadas que solo se centran en la neobanca o bien en los softwares de gestión. La fintech tiene su oficina en Barcelona y emplea a cerca de 25 personas.