Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El rey, Felipe VI, en la Reunión del Círculo de Economía / EUROPA PRESS

“No podemos relajarnos”, el mensaje del Rey a la élite empresarial catalana

Felipe VI reivindica que el contexto de incertidumbre actual se debe contestar con un “esfuerzo extraordinario de colaboración de nuestra sociedad, en los ámbitos públicos y privados”

5 min

Felipe VI ha pedido a la élite empresarial catalana reunida hasta el viernes en las jornadas del Círculo de Economía que reaccione ante la incertidumbre global actual. “No podemos relajarnos”, ha manifestado en su discurso ante un auditorio que tenía ganas de escucharle y que lo ha recibido con fuertes aplausos

El monarca ha llegado al Hotel W de Barcelona donde se celebra el cónclave sin convertirse en ningún escenario de reivindicación de políticos de todo signo, algo habitual cuando hace acto de presencia en Cataluña. Los debates que el lobi económico presidido por Javier Faus ha organizado a lo largo de este miércoles son de carácter puramente económico y el discurso del Rey en la entrega de los Premios Lara se ha ceñido al auditorio. No ha hecho referencia, ni entre líneas, a la situación política actual de España.

Contexto de incertidumbre actual

Se ha limitado a señalar que se está en un “momento cambiante” a escala mundial por el estallido de “una guerra en nuestras puertas” que conlleva “consecuencias geopolíticas y económicas”. Se vive todo ello aún “con los efectos diversos de la pandemia, que se suman a desafíos como la revolución tecnológica, el debate energético, el reto medioambiental o el futuro de Europa”. 

Este escenario “no obliga (por el momento) a reflexionar profunda y serenamente sobre el devenir de nuestras sociedades”. Un reto que, en palabras del monarca, el Círculo de Economía aborda sin cortapisas en su reunión anual. “Las opiniones, ideas y perspectivas que se exponen en este lugar de encuentro permiten descubrir dinámicas, realizar diagnósticos y establecer propuestas para abordar los retos del futuro”. 

Esfuerzo de colaboración “público y privado”

Entre los más claros, la innovación. El nuevo viaje de los monarcas a Barcelona se ha iniciado con la entrega de los Premios Nacionales de Investigación, una cita a la que Rey ha hecho referencia ante la sala. Ha recordado como la “transferencia de la tecnología y el conocimiento” a la empresa lleva a la “innovación en procesos y productos, en comportamientos y actitudes…”. Es decir, a una mejora de la productividad que, tal y como han recordado varios ponentes a lo largo de la jornada, es uno de los principales problemas de la economía española. 

Felipe VI ha recordado que “todas estas cuestiones”, el debate de las ideas, la innovación y el “espíritu emprendedor”, son las que permiten “dar respuestas a las exigencias actuales, buscando oportunidades y planteando soluciones a los desafíos de nuestro tiempo”. Una cuestión que “requiere un extraordinario esfuerzo y colaboración de nuestra sociedad, en los ámbitos públicos y privados”. “España no puede quedar atrás en esta materia”, ha sentenciado el jefe del Estado. 

Aprovechar el talento

No podemos relajarnos”, ha recordado, “y el más mínimo riesgo ante esta posibilidad debe llevarnos a poner el máximo de energía, de voluntad y de conciencia, empresarial y social, para salir adelante e incluso aprovechar bien las ventajas que puedan generar nuestro talento, nuestro ingenio, nuestra apertura y nuestra vitalidad social tan solidaria”. 

Felipe VI ha entregado un galardón que también reconoce "los valores y principios esenciales" como "la motivación, la determinación, la responsabilidad social corporativa". También ha querido recordar a José Manuel Lara, ya que celebrar los premios en su honor es un guiño al "espíritu empresarial constructivo y comprometido".