Menú Buscar
Última junta de accionistas de la operadora MásMóvil

El histórico Luis Villar saca su 2,6% del 'núcleo duro' de MásMóvil

También se desvincula del pacto sindicado de la operadora Francisco Goicoerrotea, marqués de Valdeterrazo, y aumenta su presencia el catalán Josep Maria Echarri, presidente de Inveready

5 min

Tras la última ampliación de capital y desdoblamiento de acciones acometidos en MásMóvil se han producido cambios de calado en el ‘núcleo duro’ de la cuarta operadora de telecomunicaciones de España, con bajas y altas en el pacto de sindicación alcanzado en octubre de 2016, y notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en julio de 2017, cuando MásMóvil empezó a cotizar en el Mercado Continuo de la Bolsa española.

Con las salidas de Luis Villar Azurmendi (Norsis) y de Francisco de Goicoerrotea, marqués de Valdeterrazo y administrador único de Asesoramiento y Planeamiento, el capital social de este pacto sindicado se diluye un 3,1%. En julio de 2017, sus firmantes acreditaban casi el 31%, y ahora solo llegan al 26,4%.

El barcelonés Echarri se hace fuerte

Una dilución ligeramente compensada con aportes adicionales del financiero barcelonés Josep Maria Echarri, vicepresidente segundo de MásMóvil. A través de sus holdings Inveready y Nimos Capital, y de las sociedades de capital riesgo (SCR) Inveready Seed e Inveready Evergreen, Echarri acumula en ese acuerdo sindicado el 2,65% que ostenta en MásMóvil.

La desvinculación de Luis Villar del pacto también supone la ruptura con su socio José Poza. Ambos habían sido artífices de que, primero, Ibercom saliera a Bolsa, en marzo de 2012, tres lustros después de su fundación y de su conversión de proveedor de internet a operador de telecomunicaciones.

Fusión Ibercom-MásMóvil, el origen de todo

Y también de que, después, en marzo de 2014, facilitaran la fusión con MásMóvil, la operadora móvil virtual que en 2006 habían fundado el austriaco Meinrad Spenger y su socio noruego Christian Nyborg. Luis Villar se había asociado con José Poza, máximo accionista de Ibercom, en abril de 2011 cuando su consultora de internet Norsis Creaciones entraba en el capital de uno de los proveedores de ‘hosting’ más antiguos del País Vasco.

Norsis Creaciones firmaba su adhesión al inicial pacto sindicado en MásMóvil, aportando su 3,64%, y se desvincula del mismo acreditando un 2,6% tras la ampliación de capital y el desdoblamiento de acciones. Ya no como Norsis Creaciones, sociedad que fue escindida hace un año, sino a través de Norsis Holding.

La 'family office' Onchena, al frente del 'núcleo duro'

Por su parte, José Poza se mantiene en el pacto sindicado con el 6,7% de la operadora que atesora a través de la sociedad Key Wolf. Un ‘núcleo duro’ al frente del que se mantiene Onchena, la ‘family office’ de los Ybarra Onchena, una de las antiguas sagas empresariales vascas ligadas al barrio de Neguri, en el municipio vizcaíno de Guecho.

Onchena cuenta ahora con el 14,17% de MásMóvil, en manos de Carmen Ybarra Careaga, encargada ahora de la gestión del abundante patrimonio familiar. Además de la ‘familia office’, la adinerada familia vasca también cuenta en el pacto sindicado de la operadora con el 0,64% de José Manuel Alsedo, vinculado a Onchena desde su fundación y que, en septiembre de 2018, cedía el cargo de consejero delegado a Rafael Canales, manteniéndose como presidente ejecutivo de la ‘family office’.

MásMóvil riega a todos de millones

Para todos los accionistas de MásMóvil, dentro o fuera del acuerdo sindicado, la presencia en el capital de la operadora les está reportando unas elevadísimas plusvalías latentes.

Ahora, tras el ‘split’ llevado a cabo en diciembre, de 5 acciones nuevas por cada una de las antiguas, los 120 millones de títulos tienen actualmente un valor de mercado de 18,32 euros, por lo que la capitalización de la compañía se eleva a 2.200 millones de euros.

Destacadas en Business