Menú Buscar
Luis A. Morales posa antes de la entrevista con 'Crónica Global' / LENA PRIETO

Luis A. Morales: “Hay que humanizar la medicina otra vez”

El presidente de Mutual Médica subraya la adaptación a los nuevos tiempos y la "feminización" de la profesión como factores clave de su crecimiento

6 min

Creada por un grupo de médicos para protegerse y también a sus familias en caso de enfermedad o fallecimiento, Mutual Médica celebra este año su centenario. La entidad ha extendido su presencia a toda España, más allá de Cataluña y Baleares. En 2019 cerró con 66.867 mutualistas, un incremento del 7,8% con respecto al año anterior y 1.300 millones de capital activo, según datos provisionales. En este contexto, su presidente, Luis A. Morales, subraya la importancia de adaptarse al cambio de época, marcada por la "feminización de la medicina", y la apuesta por la economía colaborativa para generar valor. Asimismo, asegura que ha estudiado la fusión con otras mutualidades "alternativas", aunque por el momento esta opción ha quedado descartada.

Pregunta. ¿Cómo se logra mantener una mutua gremial durante 100 años?

—Respuesta. Hemos llegado hasta aquí y seguimos adelante siendo muy fieles al mutualista. El médico trabajo mucho, está siempre metido en mil cosas, dedica mucho tiempo a sus enfermos, pero poco a sí mismo. La mutualidad está pensada para cuidar al médico y hasta el último céntimo del beneficio vuelve a ellos. Nuestro eslogan es “por 100 años más”.

¿Cómo ha cambiado el sector en este tiempo?

—En los últimos años se está dando una feminización de la profesión médica. En las facultades de medicina, el 60, 70 u 80% son mujeres. De hecho, entre nuestros mutualistas más jóvenes el porcentaje de mujeres (66%) es superior al de hombres (34%), en línea con lo que está pasando en el colectivo médico en general.

¿Por qué hay más mujeres jóvenes mutualistas?

—Hay diferencia en el cuidado de la familia, que tendría que revertir por igual en el hombre y la mujer, pero lo realizan más las mujeres. A lo mejor la mujer necesita un seguro más hecho a medida.

Luís Morales se explica para Crónica Global / LENA PRIETO
Luis A. Morales se explica para 'Crónica Global' / LENA PRIETO

Hacen bandera de la economía colaborativa en su gestión, ¿cómo se traduce en el negocio?

—Los jóvenes necesitan dinero para ampliar sus estudios, para comprar un coche porque se es médico rural o para cualquier otra cosa. ¿De dónde vamos a sacar las ayudas para eso? Les dejamos el dinero a un interés que será la mitad de lo que ofrece un banco y que saldrá de los ahorros que tenemos de personas que ya están en edad de poder ahorrar.

Sin embargo, la edad media de sus mutualistas está en los 47 años, ¿cuesta enganchar a los jóvenes?

—Así es. La percepción que el joven tiene del ahorro es muy pequeña. Somos jóvenes y creemos que somos inmortales. Además, su capacidad de ahorro tampoco tiene nada que ver con la de un médico de 45 años. 

También se han involucrado con los médicos que sufren agresiones con un seguro gratuito.

—Hay que ayudar mucho al médico que es agredido y hoy en día las agresiones van creciendo.

¿A qué atiende ese repunte?

—Por un lado, a que la sociedad se ha vuelto más agresiva y más petulante, pero también a la presión actual a la que está sometido el médico, haciendo visitas cada seis o siete minutos; es insoportable. A lo mejor no dedicamos todo el tiempo que deberíamos al paciente para mirarlo a los ojos. Hay que humanizar la medicina otra vez, tanto por parte del médico como de la Administración, que es la principal responsable de esta presión tan brutal.

Luís Morales durante la entrevista con Crónica Global / LENA PRIETO
Luis A. Morales durante la entrevista con 'Crónica Global' / LENA PRIETO

Algunas mutuas gremiales han ido desapareciendo con los nuevos tiempos; en cambio, ustedes siguen creciendo.

—En 2007 logramos extender nuestra presencia en toda España, más allá de los territorios históricos de Cataluña y Baleares. De los 19.000 mutualistas que teníamos en 1995 hemos pasado a 66.867 en 2019. Esto indica que el producto que hacemos es sano, bueno y los médicos se afilian cada vez más.

¿Hacia dónde miran para apuntalar el crecimiento?

—Por cantidad de médicos, Madrid es donde más hay y donde más nos necesitan. Pero también en el sur y el Levante. Donde hay más medicina privada nos es más fácil.

¿Se han planteado fusionarse con otras mutuas para seguir creciendo?

—Lo hemos estudiado para ver si había alguna posibilidad de unión con mutualidades que fuesen alternativas al RETA como nosotros. Pero cuando uno hace una fusión debe ser para beneficio y de momento no lo hemos visto en ningún caso. Sumar por sumar no nos interesa, pero tampoco estamos cerrados.