Menú Buscar
Livio Lo Monaco y Oscar Camps, en la embarcación 'Astral' en el Puerto de Barcelona

Lo Monaco, el rico empresario que cedió su velero para rescatar refugiados

El propietario de la empresa de colchones sorprende con una alianza con una ONG con fines humanitarios que da una nueva dimensión a la responsabilidad social corporativa de las compañías

4 min

Livio Lo Monaco es un empresario italiano afincado en Granada que es líder en la venta de colchones de Latex en España. Si hace unos años sorprendió por sus agresivas campañas de publicidad televisiva que le dieron a su empresa una notoriedad especial en el mercado, ahora ha regresado a la actualidad pero por otros motivos, en esta ocasión de índole humanitaria.

Junto a Òscar Camps, el promotor de una ONG de rescate de refugiados de Badalona (Barcelona) Proactiva Open Arms, han firmado un singular acuerdo de patrocinio y responsabilidad social corporativa (RSC) que demuestra el carácter emprendedor e innovador de cada uno de los dos personajes. Lo Monaco ha donado su barco de recreo, un velero clásico de gran eslora, que usaba para su disfrute personal mediante la navegación por las costas andaluzas a la organización de ayuda que lidera Camps. La cesión tiene por objeto que la embarcación se emplee como barco nodriza en las operaciones de rescate de refugiados este verano en el marco de las actividades de Proactiva Open Arms.

Una embarcación adaptada

El barco de Livio Lo Monaco ha sido rebautizado con el nombre de Astral tras pasar por una remodelación que lo ha transformado de barco de recreo a buque polivalente medicalizado y capaz de realizar tareas de vigilancia y salvamento frente a las costas de Libia. El barco es un motovelero de 30 metros de eslora y acero negro. Fue diseñado en 1970 para la escuela naval estadounidense y, tras pasar a manos privadas, fue adaptado a la náutica de recreo y después adquirido por Lo Monaco. La embarcación ha sido equipada con los más modernos sistemas de comunicación para que pueda mantenerse en contacto con las autoridades navales mientras desempeña sus funciones humanitarias.

Según relató el empresario este viernes en la botadura del barco en el Puerto de Barcelona, todo sucedió cuando vio las imágenes de televisión del pasado septiembre con la crisis de los refugiados. El italiano decidió indagar sobre Proactiva Open Arms y tras conocer al socorrista Camps, y profundizar en su labor humanitaria con tareas de rescate y salvamento en el mar Egeo, quedó impresionado por la ayuda real prestada a más de 140.000 personas que, en busca de refugio, cruzaban el mar desde Turquía

Un respaldo en especies

Proactiva Open Arms, que se sostiene de manera exclusiva a través de donativos, tiene activa una campaña de crowdfunding para mantener sus misiones. En esta nueva campaña de verano se ha visto respalda por esta donación en especies, que se prevé que no sea la ultima que reciban los socorristas catalanes.

Expertos en marketing aseguran que el modelo de patrocinio suscrito constituye toda una innovación. Que el acaudalado empresario haya decidido prescindir de su velero en verano para asegurar mas recursos en el rescate de refugiados procedentes de las costas del norte de África abre paso un nuevo concepto que oscila entre la Responsabilidad Social Corporativa, Responsabilidad Personal Corporativa o “simplemente hacer un Lo Monaco”, como bautiza el hecho un especialista consultado.