Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Las Kellys en la Ciudad de la Justicia presentando su victoria judicial / CG

Las Kellys suman una nueva victoria judicial

La justicia reconoce que hubo cesión ilegal de trabajadoras en un hotel de lujo de Barcelona: las camareras de piso exigen un sello de calidad y una 'ley kelly'

2 min

Las Kellys se han anotado una nueva victoria judicial, la segunda en menos de dos meses. Las camareras de piso en lucha han logrado que un juzgado social reconozca que hubo cesión ilegal de trabajadoras en un hotel de lujo de Barcelona: el Grand Hotel Central.

Según ha anunciado hoy el colectivo de limpiadoras de hoteles en lucha, el Juzgado de lo Social número 20 de Barcelona ha condenado a este alojamiento de cinco estrellas por cesión ilegal de empleadas de piso. Según la sentencia, a la que ha tenido acceso este medio, Unico Hotels, matriz del Grand Hotel Central, trató de externalizar su servicio de pisos a una tercera empresa, Serviprest.

"Una mera pantalla"

La resolución judicial constata que dicha mercantil, que pendía de Unico Hotels, era una mera pantalla para proporcionar personal a la matriz, concretamente el servicio de limpieza del establecimiento de lujo. Ello contravendría el Estatuto de los Trabajadores (ET) en sus artículos 42 y 43.

La sala concluye que estos preceptos legales se vulneraron en el caso de cinco trabajadoras del Grand Hotel Central. En los cinco casos, argumenta el juez, hubo cesión ilegal de empleadas a otra mercantil que era "una mera pantalla".

Deberes sobre la mesa

La nueva victoria judicial de las Kellys, las limpiadoras de hoteles en lucha, se suma a otra sentencia por despido nulo por vulneración de derechos fundamentales --la sindicación-- que lograron en mayo contra, precisamente, el mismo hotel.

Las dos buenas noticias han dado fuerzas a las camareras de piso en combate para pedir a Pau Guardans, presidente de Unico Hotels, que ayude a impulsar un sello de calidad en el seno del Gremi d'Hotels de Barcelona, una certificación que asegure que en los alojamientos se respetan los derechos laborales y no hay cesión ilegal. Asimismo, las Kellys han conminado a la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Yolanda Díaz, a que impulse la ley kelly que prohíba la cesión ilegal de las actividades nucleares de las empresas, sobre todo las turísticas.