Menú Buscar
Ford es una de las multinacionales del automóvil más interesadas en las aplicaciones de internet.

Las automovilísticas avanzan en el MWC hacia el ‘smart car’

La conducción remota y la mejora en la seguridad del vehículo son los objetivos prioritarios de la proliferación de alianzas entre constructores y grupos tecnológicos

5 min

¿Vehículos que se conducen de forma autónoma por las carreteras españolas? Esta imagen dejará de ser ficción a medio plazo. En unos cinco o seis años como mucho, según las grandes firmas de la automoción que se han hecho un hueco en la principal feria del móvil que ha empezado este lunes en Barcelona, el Mobile World Congress (MWC). Objetivo: avanzar hacia el smart car, el coche inteligente.

La primera innovación tangible en este sector son los asistentes para aparcar. La inmensa mayoría de los vehículos que están ahora en venta introducen algún tipo de tecnología de este ámbito, desde los sistemas de cámaras frontales y laterales que evitan aparcar con el oído (algo que la carrocería agradece) a los más desarrollados que, directamente, se encargan de aparcar de forma autónoma el coche. El camino que seguirá la conducción autónoma se prevé similar, empezar primero con tramos concretos de carreteras para seguir después con rutas más complejas.

Ford invierte más

Ford es el veterano del evento. La dirección del grupo estadounidense desembarcó en Barcelona por tercer año consecutivo con un objetivo: anunciar que incrementará su inversión en ingeniería.

El director ejecutivo de la firma, Mark Fields, no dio a conocer la cifra, pero aseguró en una de las conferencias estrella de la primera jornada del MWC que el refuerzo de la división se centrará íntegramente en desarrollar tecnologías de conducción semiautomática dentro del plan Ford Smart Mobility.

Seat se alía con Samsung

El desarrollo tecnológico de Seat se realiza en colaboración con Samsung y SAP SE, un grupo puntero en la conexión entre máquinas (internet de las cosas, IoT). En su stand de la feria de Barcelona muestran las primeras soluciones tecnológicas con las que ya han equipado algunos modelos de la marca española pero que se pretende avanzar gracias a la incorporación de los expertos en IoT.

La más innovadora será llevar en cuestión de meses los servicios Samsung Pay en los vehículos de Seat, por lo que se podrá pagar en parkings, gasolineras o peajes desde el propio coche sin la necesidad de ningún otro dispositivo externo, como un Teletac, con un coste de mantenimiento y activación.

Jaguar innova con Panasonic

Las firmas premium también buscan a grupos consolidados del sector para su innovación. Este es el caso de Jaguar. La icónica marca lanzará en la Unión Europea y Estados Unidos a lo largo del primer trimestre los primeros coches con la tecnología OneConnect de Panasonic.

La firma japonesa adaptará sus sistemas para que el control con voz de varias aplicaciones del vehículo. Entre otros, los conductores podrán controlar varias aplicaciones de forma remota sin distracciones en la conducción.

Ficosa toma posiciones

Panasonic firmó el verano pasado una alianza estratégica con Ficosa, el grupo de componentes de la automoción con sede en Viladecavalls (Barcelona), para tomar el 49% del capital del grupo y estudiar ir a más en el futuro.

El primer proyecto que ha nacido de esta alianza es la Smart Connectivity Module (SCM), una caja de comunicaciones junto a una antena inteligente que permitirá a los conductores mejorar la conectividad del vehículo. Saldrá al mercado en 2019, aunque ya se ha empezado distribuir entre clientes.

El consejero delegado del grupo catalán, Xavier Pujol, relató en un encuentro con la prensa en el MWC que la alianza empieza a dar sus frutos. Ficosa ha recuperado el músculo inversor y puede luchar frente a frente con los gigantes de sector cómo Valeo o Bosch.

Pujol avanzó que 2015 será el “mejor ejercicio de la historia del grupo”, a pesar de que el incremento de la inversión afecte al resultado final. Los datos concretos del cierre del año se presentarán a principios de abril.