Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Al ministro de Economía, Luis de Guindos, le pareció "exagerada" la comisión de dos euros por utilizar un cajero automático.

La gran banca cobrará la comisión máxima por usar sus cajeros

El viernes, día 1, entran en vigor las nuevas tasas que se aplicarán las entidades entre sí y que éstas podrán repercutir a sus clientes

4 min

A partir del viernes próximo, la gran banca aplicará una comisión de unos dos euros --el máximo permitido-- por la utilización de sus cajeros a aquellos usuarios que no sean clientes propios. La tasa se cargará al banco al que pertenezcan los titulares de las tarjetas, que la repercutirá --o no-- a sus clientes.

Caixabank (10.000 dispensadores), BBVA (7.000), y Banco Santander (5.000), han decidido agotar el margen que había dado el Banco de España. La entidad barcelonesa ha fijado la comisión en dos euros, como ya había hecho en marzo pasado, aunque luego la suspendió temporalmente. El banco con sede en Bilbao analiza en estos momentos qué cantidad aplicar, aunque se da por seguro que no superará los 1,90 €. El que preside Ana Botín cobrará 1,85€.

La mitad del parque

Estas entidades tienen unos 22.000 cajeros, lo que equivale a casi el 44% del parque total del país. Pese a que en algún momento hubo negociaciones entre los tres grandes para llegar a acuerdos bilaterales y no penalizar mutuamente a sus clientes, al final han desistido.

El Gobierno, que tuvo que poner orden en el sector mediante un real decreto en octubre para evitar las dobles comisiones, consideró en su día que una tasa de dos euros era “exagerada”, en palabras del titular de Economía, Luis de Guindos.

A la gran banca no parece haberle hecho mella la observación del ministro, aunque, eso sí, ha evitado el acuerdo bilateral de no agresión; que quizá hubiera sido doblemente exagerado. En cualquier caso, ninguno de ellos admite que esa alianza hubiese estado jamás sobre la mesa. Caixabank dice que la amplitud y potencia de su red hace innecesario el pacto, mientras que los otros dos niegan haber tratado el asunto.

ING observará

ING, con tres millones de clientes y apenas unos cuantos dispensadores, podría ser el gran perjudicado del nuevo escenario. De momento, anuncia que a los no clientes aplicará sólo 0,50 euros, una cantidad que según sus cálculos cubre los costes reales de una operación mecanizada.

En función de las comisiones que finalmente pongan en marcha los grandes del sector, el banco holandés fijará cómo repercutirá esos costes en sus clientes. Es posible que la cantidad final esté vinculada al número de operaciones mensuales o, más probablemente, a la cantidad retirada. La idea de fondo es incentivar el uso moderado de los autómatas.

Evo Banco las asumirá

Evo Banco ha decidido asumir las comisiones que apliquen a sus clientes, siempre que el reintegro en una sola operación sea superior a los 120 euros. De esa forma, y a costa de su cuenta de resultados, seguirá como hasta ahora.

También ha sellado un pacto con las entidades integradas en Euro 6.000 --Banco Popular, Banco Pastor-- para que los titulares de su cuenta inteligente no paguen por operar con los 12.000 cajeros de la asociación.

A su vez, Bankia, Banco Sabadell y Euro 6.000 firmaron días atrás un acuerdo para aplicarse entre ellos una comisión de 0,65 euros por operación, al margen de la cantidad extraída. Después, cada entidad cargará a su cliente una parte de los 65 céntimos, la totalidad o nada.

Fuera de los convenios, cada una de estas entidades aplicará a los no clientes diversas cantidades. Mientras Bankia cargará 0,98 euros, el Sabadell aplicará 1,80€ y Kutxabank, 1,90€.