Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'Thermomix' de Lidl termina ante los tribunales / LIDL

Juicio de la Thermomix: el creador del robot de cocina pide una indemnización a Lidl por plagio

Vorwerk acusa a la cadena de supermercados de copiar la función de pesado de su popular robot de cocina

5 min

El juicio de la Thermomix ha arrancado este martes en el Juzgado Mercantil 5 de Barcelona. La compañía Vorwerk, creadora del popular robot de cocina, ha demandado a Lidl por comercializar un aparato similar, el Monsieur Cuisine Connect, que copia supuestamente la patente del fabricante alemán. El minichef electrónico de Lidl se convirtió en un éxito de ventas: su ajustado precio (apenas 360 euros) y sus impresionantes prestaciones lo convirtieron en un competidor de primera frente a la Thermomix.

Pero ahora la cadena de supermercados se enfrenta a una querella que podría provocarle un notable roto económico. Vorwerk exige al grupo una indemnización por daños y perjuicios sobre el 10% de las ventas del Monsieur Cuisine. ¿El motivo? El fabricante alemán argumenta que el electrodoméstico de Lidl abusó de la patente original por "falta de novedad, de actividad inventiva y por adición de materia". Según la parte actora, Lidl se habría aprovechado de algunos rasgos de su invención --como la capacidad de pesar alimentos sin necesidad de que funcionase el procesador de alimentos-- en beneficio propio. En la sesión de este martes, se ha procedido al análisis de los informes periciales de validez de ambas partes.

Lidl se defiende del plagio de la Thermomix

El informe de la demandada, defendido por el perito Fernando Prieto Mora, sostiene que Lidl realizó una ampliación de materia al introducir características nuevas. Así, se incluyó un circuito de mando para controlar la función de pesado, elemento del que carece la Thermomix. "Se tuvo la precaución y cautela de prever un circuito de mando para la cuchilla, para un elemento opcional como el calentamiento... pero, para uno que cobra importancia relevante como el pesado, la patente de Vorwerk no lo prevé. No me parece razonable que fuese implícito, sino algo deseado de esa manera”, ha declarado Prieto.

Además, el perito ha defendido que la máquina de Vorwerk no incluye entre sus especificaciones la "simultaneidad" de las funciones de pesado y procesado. Para Prieto esto "no tendría sentido", ya que las oscilaciones impedirían una medición precisa de los alimentos introducidos en el vaso procesador. "Si añado 200 almendras en vez de 100, me parece que la tarta me va a salir un poco mal", ha zanjado. Los argumentos desplegados por el perito de Lidl --que ha recurrido a comparaciones con otros artículos de las marcas Phillips, Matsushita y Brown-- defienden que su aparato representa una evolución respecto al estado de la técnica y no usurpa la patente de la empresa alemana.

Las innovaciones de la Thermomix

Santiago Dávila Sena, perito de la parte demandante, ha refutado las alegaciones de Lidl punto por punto para defender el carácter genuino de la invención de Vorwerk. Dávila centra la novedad de la creación al hecho de que "la máquina de Vorwerk puede pesar y procesar al mismo tiempo y/o por separado".

"Se pueden añadir gramos, microgramos no, pero gramos sí. Por ejemplo, podría echar cinco gramos de sal. Vorwerk ha sido capaz de hacerlo y con la técnica anterior no se podía", ha argumentado el perito. "El espíritu de la invención es que pesa independientemente de si está o no accionado el interruptor", ha incidido. Dávila atribuye a cuestiones de estilo algunos argumentos de la parte demandada --como el hecho de que el vocablo inglés circuitry se traduzca por circuito o conjunto de circuitos--, y reivindica la genialidad de su patrocinado. "Vorwerk tiene la invención de pesar mientras estoy cocinando. Antes de la solución parecía imposible", ha resumido.

Destacadas en Crónica Business

Destacadas en Business