Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El hotel Fairmont Juan Carlos I de Barcelona, uno de los primeros que irá de nuevo al cierre por la segunda oleada de coronavirus / CG

El Fairmont Juan Carlos I adelanta su reapertura

El hotel de lujo de Barcelona reanuda su actividad pese a la atonía de las reservas hoteleras, que siguen 'congeladas' por el impacto del coronavirus

2 min

Reabre otro hotel de lujo en Barcelona. El Fairmont Juan Carlos I echará de nuevo a andar el próximo 1 de agosto tras la parálisis obligada por la crisis sanitaria. El alojamiento entrará en operación desafectando a parte de sus 400 trabajadores incluidos en el expediente de despidos temporales (ERTE) que comunicó durante la pandemia.

Según ha podido saber este medio de fuentes del sector, el alojamiento operado por la cadena canadiense arrancará con un soft opening el 16 de julio y estará disponible para reservas a partir del 1 de agosto. Con ello, el Fairmont Juan Carlos I se avanza a otros rivales, que han enterrado ya el verano a la espera de que dé comienzo la temporada de ferias en la Ciudad Condal para tratar de salvar parte de la facturación de 2020.

Hotelería a medio gas

De este modo, el hotel-resort urbano situado en el extremo sur de la avenida Diagonal se une a otros hoteles de alto nivel que están abiertos pese a la atonía del turismo en la capital catalana. En la corta lista de alojamientos cinco estrellas en operación se encuentran el Claris, el Gran Hotel La Florida y el Cotton House. Este último actuó de hotel sanitario durante el envite del patógeno.

Asimismo, próximamente también se pondrán en marcha dos activos operados por Marriott: el Hotel Arts y el W Barcelona u hotel vela. Ambos encajaron casos o brotes de coronavirus durante los primeros compases de la epidemia en marzo.

Temporada de ferias

Estos alojamientos y otros dan la campaña estival prácticamente por perdida salvo que se activen vuelos con los destinos que ya están abiertos con España, esto es, Francia, Reino Unido y Alemania, fundamentalmente.

El resto de la red hotelera barcelonesa aguarda a la temporada de ferias, que arranca en octubre, para tratar de recuperar comba y cuadrar los maltrechos presupuestos de 2020, gravemente golpeados por la crisis del Covid-19.