Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joan Canadell, diputado de JxCat y expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona / EFE

Canadell dejó las gasolineras 'indepes' tras una bronca con su socio

Jordi Roset, 'partner' del diputado de Junts, había rechazado una oferta de compra anterior y había reprochado que se asociara a un partido

4 min

El polémico diputado de Junts per Catalunya (JxCat) Joan Canadell dejó la empresa de gasolineras con alma independentista tras una bronca con su socio. Jordi Roset recompró al también expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona (CCB) después de haberle rechazado al menos una primera oferta y afearle en público que vinculara el negocio a una formación: los neoconvergentes. 

Ha ocurrido esta semana, cuando el empresario de Terrassa Jordi Roset ha informado de que ha comprado a Canadell el 20% que tenía en Petrolis Independents. Con ello, Roset, que tenía el otro 80%, pasa a ser el único accionista de las estaciones de servicio nacionalistas. De este modo, el directivo vallesano amplía su portafolio de negocios, pues ya está al mando de Petro7, que es la matriz de Independents, una franquicia. 

Primera oferta de compra

La operación llega después de que Roset rechazara una primera oferta de Canadell por su 20%, como explicó ElMón.cat. El directivo egarense rompió relaciones con su socio minoritario tras la entrada de éste en política, de la que no le informó. Después, Canadell le intentó vender su participación, pero la oferta "no se ajustaba al valor de la empresa y mis pretensiones". 

Una de las estaciones de servicio de Petrolis Independents, la empresa de Canadell / CG
Una de las estaciones de servicio de Petrolis Independents, la empresa de Canadell / CG

El desacuerdo siguió al anuncio de Canadell de que entraría en política en las filas de Junts. El electo en el Parlament no informó a su socio hasta el último momento. Después, ambos pasaron meses sin hablarse. 

Cisma por el partido

Ocurrió porque Roset se oponía a identificar Petrolis Independents con un partido político: los neoconvergentes. "Me incomooda que estemos vinculados no a Junts, sino a cualquier partido político", dijo el empresario. "Si Canadell hubiera sido diputado de ERC, de la CUP o del Frente Nacional, pensaría exactamente lo mismo", agregó. 

"Ya hacemos mucho en nuestra empresa significándonos por la independencia pero, si además tenemos la bandera de un partido, ¿a quén venderemos gasolina?", se preguntó a renglón seguido. 

Venta

La riña ha terminado con la venta de la posición de Canadell en Petrolis Independents. En una nota, la compra es la respuesta a "puntos de vista divergentes" en "diversas cuestiones". La solución es el "mejor acuerdo posible" para garantizar el "crecimiento" de la firma. 

Con ello, el diputado de Junts y exlíder de la Cámara de Comercio de Barcelona deja una empresa que tenía doce gasolineras en Cataluña. El negocio ha encajado un golpe por la pandemia del coronavirus, hasta el punto de que tuvo que pedir un aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO).