Menú Buscar
Sophie del Campo, directora general de Natixis Global para Iberia, Latinoamérica y US Offshore junto al presidente de 'Crónica Global', Gonzalo Baratech (c), y el asesor de grandes patrimonios de Tressis, Enrique Garrido (d) / CG

El nuevo escenario económico mitiga la aversión al riesgo

Los expertos financieros certifican que el ahorrador se ha vuelto más arrojado, según lo expuesto en el primer Foro Inversión de ‘El Español’ y ‘Crónica Global’

4 min

El riesgo es una máxima en estos momentos entre los gestores de grandes patrimonios. En el nuevo entorno en el que la renta fija ya no es una opción, la directora general de Natixis Global para Iberia, Latinoamérica y US Offshore, Sophie del Campo, y el gestor de la unidad de asesoramiento de grandes patrimonios de Tressis SV, Enrique Garrido, han certificado que los inversores se han vuelto más arrojados.

¿A la fuerza? En los perfiles más conservadores, sí. Del Campo y Garrido han coincidido en el primer Foro de Inversión organizado por El Español y Crónica Global en colaboración con Banc Sabadell, Andbank, Tressis SV, Natixis y Savills. Un evento que ha reunido a 130 personas este miércoles en la Bolsa de Barcelona.

Correcciones de los mercados

Ambos coinciden en que 2016 ha sido un buen año para los inversores. La directiva de Natixis indica que en los "primeros meses” del nuevo año se ha instaurado una tendencia impulsada por este viento de cola de los resultados del ejercicio anterior. “El cliente más conservador pasa a ser equilibrado, el equilibrado más arrojado y el agresivo asume un riesgo mucho mayor”.

Una tendencia lógica, pero con la prudencia de que los “mercados pueden corregir en cualquier momento”. Para ello receta calma.

‘Brexit’ y Trump

Indica que las grandes alteraciones que se reportaron en el ejercicio anterior, la victoria de Donald Trump y el Brexit, se corrigieron en cuestión de semanas. Espera que ocurra lo propio ante otros riegos potenciales como la segunda vuelta de las elecciones francesas o los comicios alemanes.

Garrido, por su parte, suscribe el análisis y avisa a los clientes conservadores que estaban acostumbrados a buenas rentabilidades sin riesgo que esta alternativa ha terminado. “Se debe sofisticar, no le queda otra que asumir cierta volatilidad”.

Pedagogía de los gestores

Por eso recomienda a los gestores de grandes patrimonios mucha pedagogía con sus clientes. Igual que Del Campo, indica que los elementos que han desatado la volatilidad de los mercados asustaron a algunos clientes. “Nos dijeron que lo vendiéramos todo”. Pero tras la tormenta viene la calma. Las inversiones se han recuperado de estos vaivenes.

Eso sí, siempre con el foco puesto en la rentabilidad a largo plazo. “Poco o nada se puede hacer con los clientes que vienen y nos piden asesoramiento para su patrimonio a un año vista”. Garrido asegura que los retornos tan a corto son nulos.

Flexibilidad de las carteras

Igual que sus predecesores en el Foro Inversión, mantiene que la “flexibilidad y la cintura” serán claves para conseguir sacar el máximo partido del capital en los mercados.

Recomienda analizar las carteras para conseguir una diversificación real, buscar a un asesor de confianza, realizar un control conjunto de las inversiones y gestionar con “mucho cuidado” el timing. “De este modo se conseguirá la rentabilidad perseguida”, sentencia.