Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista panorámica de edificios de viviendas en Barcelona, Cataluña / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

El inversor inmobiliario internacional prefiere Madrid a Barcelona

La “incertidumbre” provocada por las medidas más restrictivas del Govern en Cataluña ha frenado la atracción de compradores en la capital catalana durante 2020

5 min

Madrid atrae la inversión inmobiliaria internacional con más fuerza que Barcelona. Así se observa en el estudio Global Property Handbook presentado este jueves por la inmobiliaria internacional de lujo Barnes. Las grandes fortunas viajan a España para adquirir propiedades en la capital, mientras Barcelona se nutre del mercado con alto nivel adquisitivo local, procedente de Cataluña. Una tendencia que se ha dado durante todo 2020 y prevén que se mantenga durante este año.

Emmanuel Virgoulay, socio de Barnes en Barcelona, ha explicado esta tendencia en la capital catalana: “Por debajo del millón de euros la demanda sigue siendo comprador local, y por encima de 2,5 millones la clientela el 100% extranjera, tanto para compra de residencias principales y secundarias como para inversores de alquiler”. Esto se debe, en primera instancia, a raíz de las restricciones más duras del Govern en Cataluña frente a las laxas medidas de la Comunidad de Madrid a partir de octubre de 2020, que crearon “incertidumbre” en el mercado catalán.

La caída del turismo en Barcelona

Los distritos de la capital catalana que se han visto más afectados para el sector durante 2020 han sido el Eixample y Gràcia. La inversión inmobiliaria de lujo ha caído un 45% y un 41%, respectivamente, en estas zonas a causa de las restricciones por el coronavirus, que ha sufrido las consecuencias de la falta casi total de turismo en la ciudad. Ciutat Vella, por su parte, ha bajado un 33% la compraventa de sus inmuebles respecto a 2019, no obstante, Virgoulay ha recordado que este distrito “ya se encontraba en decadencia antes de la pandemia” y solo ha sido otro “daño añadido”.

Barcelona no atrae a las grandes fortunas internacionales, la mayoría de los compradores son españoles o extranjeros afincados en Cataluña. Esto, además, ha hecho crecer las negociaciones respecto a los precios de presentación, con rebajas en el coste final de las casa y apartamentos de entre el 10% y 20%, situación que según el socio de Barnes en Barcelona se acentuará durante este año 2021. Pedralbes es de los pocos barrios que cuenta con grandes inversiones internacionales, principalmente de franceses por su cercanía al Liceo francés.

Madrid sigue la línea de Miami

En la otra cara de la moneda, encontramos a Madrid con precios muy competitivos respecto a otras grandes capitales, según Barnes. Los inversores internacionales no han contado, en este caso, con un alto grado de incertidumbre por las restricciones autonómicas para frenar los casos de Covid-19. Una estrategia similar a la que se siguió en Florida (Estados Unidos) y catapultó durante 2020 a Miami al número cuatro de ciudades más buscadas del mundo para adquirir nuevas propiedades. Los compradores extranjeros de lujo ponen el foco en los inmuebles madrileños de los distritos de Salamanca, Chamberí, Centro, Recoletos y Chamartín.

El socio director de Barnes Madrid, Eduardo Crisenti, ha asegurado que “Madrid ha tenido tradicionalmente mucha demanda de estadounidenses y asiáticos, pero especialmente durante los últimos años, de latinoamericanos provenientes de México, Venezuela y Colombia”. Este mercado intercontinental propicia, según el experto, que la capital española sea “muy atractiva tanto para vivir como para invertir”, siendo un foco de atracción para que nuevas grandes fortunas se establezcan en la ciudad.

Madrid y Barcelona en el ‘Top 10’

El informe anual de Barnes analiza en profundidad el segmento de lujo mundial y las perspectivas y tendencias de sus principales mercados para los próximos años. En este sentido, Madrid y Barcelona siguen ganando importancia en el panorama inmobiliario internacional para la compra de residencias de lujo y ocupan el sexto y séptimo lugar, respectivamente, en el Top 10 de ciudades más interesantes para la inversión inmobiliaria en este 2021. Sólo por detrás de París, Londres, Génova, Nueva York y Quebec.

No obstante, en esta preferencia de los inversores inmobiliarios internacionales por Madrid respecto a Barcelona durante 2020, y previsiblemente para 2021, solo la capital de España se encuentra en el Top 50 de ciudades preferidas por las grandes fortunas junto a Zúrich (Suiza), Copenhague (Dinamarca), Tokio (Japón), Miami (Estados Unidos) o Estocolmo (Suecia). Madrid ocupa el puesto 16 del ránking.