Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de la sede de Indra / EUROPA PRESS

Indra y sindicatos acuerdan reemplazar el ERE por prejubilaciones y bajas voluntarias

La reducción de plantilla afectará a un máximo de 220 empleados y la compañía confía en poder culminarla mediante estas dos fórmulas

5 min

Indra Sistemas, compañía que engloba sus negocios de Transporte, Defensa y Seguridad y Tráfico Aéreo, y una amplia mayoría de la representación legal de los trabajadores han alcanzado un acuerdo que pone fin al proceso de consultas del procedimiento de reorganización laboral, que finalmente se llevará a cabo a través de prejubilaciones y bajas incentivadas voluntarias en lugar de mediante un ERE.

En un comunicado, Indra señala que durante las negociaciones iniciadas el pasado 6 de noviembre y celebradas en estas últimas semanas ambas partes han intercambiado propuestas y han debatido sobre las causas motivadoras del proceso de reestructuración.

Reducción de plantilla pactada

Finalmente, han llegado a un acuerdo para evitar la aplicación de medidas traumáticas que tengan un impacto negativo relevante sobre el empleo y sobre la estabilidad de la compañía en un momento de crisis como el actual, "en el que es preciso reforzar y optimizar los recursos disponibles, pero también fortalecer la formación y recualificación de los empleados de la empresa".

El acuerdo supone que Indra Sistemas sustituye el proceso de despido colectivo iniciado el pasado 6 de noviembre por un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas, que también le permitirá alcanzar los objetivos de reducción y ajuste de plantilla planteados por la compañía con el objetivo de mejorar su competitividad.

Máximo de 220 afectados

El número máximo de empleados afectados será de 220, de los que hasta un máximo de 135 estarán afectados por la propuesta de prejubilación y hasta un número máximo de 85 por la medida de baja incentivada. El acceso a la prejubilación y a la baja indemnizada es voluntario, tanto para la empresa como para el trabajador.

En caso de que no se alcanzara al menos el 75% del número máximo de prejubilaciones y bajas incentivadas previstas, Indra Sistemas se reserva la facultad de promover un nuevo proceso de despido colectivo para la consecución de los objetivos señalados, que considera "imprescindibles".

Adicionalmente, ambas partes desarrollarán un acuerdo marco laboral de tres años de vigencia (2021-2023) para consolidar el camino ya iniciado de construir unas relaciones laborales fluidas entre la dirección de la compañía y las representaciones sindicales presentes en la misma. Para ello se crea una comisión de seguimiento para garantizar el cumplimiento de lo pactado.

Acuerdo en ISTI

El pasado 19 de noviembre, Indra Soluciones Tecnológicas de la Informacion (ISTI), compañía que engloba sus negocios de Tecnologías de la Información de Indra, ya alcanzó un acuerdo con una amplia mayoría de la representación legal de los trabajadores sobre su reorganización laboral.

Los acuerdos para la transformación de la plantilla de Indra Sistemas y de ISTI son parte de un plan de acciones anunciado por Indra el pasado mes de julio para superar las dificultades generadas por los cambios estructurales de los sectores donde tiene presencia el negocio de ISTI y de Indra Sistemas, adaptarse a las nuevas condiciones de mercado y de demanda, eliminar ineficiencias y mejorar su competitividad.

Este plan general de acción tiene como ejes la eficiencia en costes y la priorización de las inversiones y los recursos, y se basa en la gestión proactiva de la nueva demanda, el impulso de los ingresos, el aprovechamiento de sus capacidades tecnológicas y la aceleración de la transformación de sus operaciones. Entre sus principales líneas de acción destaca la reducción de costes de no personal, la mejora de los procesos internos y nuevos modelos de trabajo, reorientar la inversión en 'Capex' y ajustes de balance, junto a la transformación de la plantilla.