Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la sede de Iberdrola / EFE

Iberdrola remarca que la imputación de su filial es por una única factura

Fuentes de la energética matizan que Galán no preside la sociedad encausada por la Audiencia Nacional

3 min

Iberdrola Renovables Energía ha sido imputada en el marco del caso Villarejo por una única factura que la Audiencia Nacional sospecha que se pagó de forma ilícita al excomisario. Así lo destacan fuentes de la compañía, quienes recuerdan que el presunto espionaje promovido por la energética tendría un coste de 29.000 euros.

Asimismo, señalan que el magistrado que instruye la causa, Manuel García Castellón, ha descartado cualquier ilegalidad en dicha factura. En el auto que se ha publicado se indica que no existen delitos de falsedad documental ni de revelación de secretos.

Prescripción del delito

No se habrían producido por el tiempo pasado entre la emisión y pago de la factura y la apertura --2004-- hasta el inicio de la causa judicial. Por todo ello, la cotizada no se podrá personar como perjudicada en el caso ni acusar al excontroller de la empresa, José Antonio del Olmo, también imputado en la causa, ya que se archiva la querella al superarse el plazo de prescripción

Voces de la empresa insisten en que Iberdrola no puede ser excluida del procedimiento porque “nunca se ha aceptado su personación” en la causa.

Galán, ajeno a la dirección de la filial

También matizan otra de las cuestiones que aparecen en el auto judicial. La Audiencia Nacional pone en el punto de mira al presidente de la cotizada, Ignacio Sánchez Galán, aunque el ejecutivo nunca ha sido ni presidente ni consejero de la filial de renovables que está imputada como persona jurídica.

Iberdrola Renovables Energía es una filial de Iberdrola España. Cuenta con su propio consejo de administración, con representantes independientes, y con su propia estructura directiva. Los resultados se consolidan en la holding como es normal, pero hay independencia en la gestión.

Cúpula de Iberdrola encausada

Sánchez Galán y otros directivos de la cúpula de la sociedad de cabecera han sido citados a declarar en condición de investigados por la factura que se pagó a Villarejo. El presidente de la cotizada ha insistido en esclarecer los hechos ante el juez García Castellón y ha defendido su desconocimiento total de los encargos al excomisario que tuvieron lugar en 2004.

El magistrado aplazó la primera fecha de declaración a la espera de que se esclareciera si Iberdrola estaba imputada o no, ya que la indefinición incurría en indefensión de los encausados. Ahora, con la filial imputada, se está a la espera de una nueva llamada para declarar.