Menú Buscar
La central de Ascó en Tarragona, que será una de las nucleares de Cataluña / EFE

Iberdrola, Endesa y Naturgy suscriben el protocolo para el cierre de las nucleares

Las eléctricas acuerdan poner fin a las centrales españolas entre 2027 y 2035

07.03.2019 07:57 h.
4 min

Iberdrola y Naturgy suscriben el protocolo para el cierre de las nucleares. Las eléctricas han firmado un acuerdo este miércoles, al que Endesa y EDP se unirán la semana próxima, que concreta el fin de todo el parque nuclear español entre 2027 y 2035. En principio, este compromiso acaba con los desacuerdos que mantenían las propietarias sobre el plazo para clausurar el parque nuclear español.

La pretensión de Iberdrola era hacerlo cuanto antes, mientras que Endesa optaba por extender durante algunos años más su vida útil, una postura a la que se acabaron uniendo Naturgy y EDP.

Protocolo

El acuerdo suscrito incluye un calendario de cierre del parque nuclear que establece la clausura escalonada de los siete reactores actuales. La primera en echar la persiana será Almaraz, en Navalmoral de la Mata --Cáceres--, y la última, en 2035 será la de Trillo, en Guadalajara.

Además, se prevé que este protocolo sea utilizado por Endesa para actualizar la tasa de gestión de los residuos radiactivos y desmantelamiento, y adecuarla al calendario de clausura de centrales previsto.

Nuevo permiso de explotación

La primera central que tiene que solicitar el permiso de explotación es Almaraz y sus propietarios deben hacerlo antes del próximo 31 de marzo. El próximo martes, 12 de marzo, la junta de propietarios de esta planta, de la que Iberdrola tiene el 52,68%; Endesa, el 36,02 %, y Naturgy, el 11,29 %, se reunirá para tomar la decisión definitiva sobre la solicitud del nuevo permiso de explotación.

Según lo contemplado en el protocolo de Endesa, el primer grupo de Almaraz, que entró en operación en septiembre de 1983, renovaría la licencia de explotación por 7,4 años y el segundo, que entró en operación en julio de 1984, lo haría por 8,2 años, llegando así la vida de la central a los 44 años.

Discrepancias

Las discrepancias entre las tres grandes eléctricas respecto a las nucleares surgieron en cómo afrontar su cierre. Mientras que Iberdrola y Naturgy defendían no alargar su vida útil más allá de los 40 años, Endesa apostaba por ir más a largo plazo. No obstante, las compañías ya acordaron en enero un cierre ordenado para las nucleares entre ese horizonte de fechas finalmente suscritas.

Aún así Endesa insiste en que el protocolo no recoja un calendario de fechas "definitivas" de cierre para los distintos reactores, sino que sea "flexible" y "orientativo".Como ya avanzó su consejero delegado, José Bogas, durante la presentación de resultados de 2018, la eléctrica está "alineada" con el Plan Nacional del Gobierno como hoja de ruta hasta 2030 en el camino hacia la transición energética, aunque consideró que debía ser "indicativo".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información