Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los hoteles de Barcelona temen cancelaciones por las nuevas medidas del Govern / EUROPA PRESS

Los hoteles se suman a las críticas contra “el desastre” de las nuevas medidas

El sector hotelero de Barcelona cree que las restricciones implicarán “la anulación de buena parte de las reservas” navideñas

3 min

El Gremio de Hoteles de Barcelona ha cargado hoy contra las nuevas medidas restrictivas del Govern por el coronavirus, que considera “la culminación del desastre” que vive el sector en la ciudad. La patronal cree que la normativa provocará “la cancelación de buena parte de las reservas” de Navidad y fin de año.

El sector, que ha recibido las restricciones son “una jarra de agua fría”, ha estallado contra la Generalitat, su “déficit comunicativo” y la “falta de coherencia” con “decisiones poco claras y cambiantes”. Algo que, según recuerda el gremio, afecta no solo a cientos de hoteles de la ciudad, sino a empresas proveedorascontrataciones artísticas locales.

Solo hasta las nueve

Las medidas en cuestión permiten las cenas en estos establecimientos pero solo hasta las nueve de la noche. Manel Casals, director de la asociación empresarial, ha ridiculizado este límite en un comunicado: "¿Significa esto que nos limitarán el horario también en nuestros hogares?"

Casals ha ironizado de esta manera ante lo que considera una absurdidad: “Los hoteles se convierten en el hogar de las personas que se alojan en ellos. Es su casa durante días”, ha asegurado. En consecuencia, ha tachado de incomprensible “que se pueda regular el horario en el que pueden cenar estas personas”.

Ayudas públicas

Para compensar las limitaciones, el sector ha reclamado a las administraciones “ayudas directas de forma inminente y urgente”. El llamado está dirigido a la Generalitat, pero también al Ayuntamiento de Barcelona, al que piden “no seguir mirando hacia otro lado”, ya que han planteado “de forma clara y reiterada las ayudas municipales” que necesitan los hoteles.

De no recibir apoyo, el gremio ha advertido que “las afectaciones laborales, sociales y empresariales no tardarán en verse y serán muy graves”. El rechazo de los hoteleros a la reciente decisión del Govern se añade a la indignación del sector de la restauración, que anunció ayer que trabaja en un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que podría implicar la suspensión cautelar de las nuevas medidas.