Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una terraza llena de público por la tarde / EFE

La hostelería prevé el "peor verano de la historia" y bajadas del 40% de la facturación de este año

El 90% del sector estima que las ventas del segundo trimestre sean peores que las del primero por el impacto del coronavirus

4 min

El sector hostelero prevé una caída de la facturación anual de entre el 30% y el 40% por la crisis del coronavirus. Así lo estima una encuesta realizada por Hostelería de España entre restaurantes, bares, cafeterías y pubs.

El 87,67% de los hosteleros manifiestan que las ventas del primer trimestre de este año son peores a las de 2019. Además, el 90,39% prevé que el segundo trimestre serán aun peores, mientras que el 5,85% estima que sea igual que el anterior.

"El peor verano de la historia"

"Los resultados de la encuesta son un reflejo de la percepción del sector hostelero, que ya presagia que vamos a vivir el peor verano de la historia de nuestro país y estima que las consecuencias económicas se van a prolongar a lo largo de todo el año", apunta el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel.

De hecho, el 93,02% de las empresas del sector han tenido que cesar de forma temporal su actividad y casi un 5% ha cerrado definitivamente. Solo el 2,33% ha mantenido su servicio a través de la entrega a domicilio.

El ERTE, la fórmula más usada

De los negocios hosteleros que cesaron temporalmente la actividad, el 75,03% se acogió a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), el 8,61% se acogió a líneas ICO de financiación y el 3,88% optó por la opción de vacaciones adelantadas.

Otra de las conclusiones de la encuesta realizada por la patronal es que el 63,40% de los hosteleros señala que ha tenido o está teniendo problemas para acogerse a las medidas aprobadas por el Gobierno para paliar los efectos económicos de la crisis del coronavirus.

Suspensión de cotizaciones

De hecho, el pago de la cotización de autónomos es el principal problema al que se están enfrentando los empresarios hosteleros, siendo éste señalado por el 80,34% de los encuestados como uno de los mayores obstáculos, seguido del pago de tasas e impuestos de los suministros de energía (señalado por el 55,77%) y de los impuestos de terrazas, IBI u otras obligaciones de pago a las administraciones, como el IVA, que son percibidas como amenazas a corto y medio plazo por el 52,34% de los hosteleros.

Como consecuencia, el 79,53% de los hosteleros demanda al Gobierno la suspensión total de la cotización de autónomos y el 78,13% solicita la suspensión de impuestos municipales (como el IBI, basuras, agua o terrazas, entre otros) como medidas para poder afrontar la crisis del coronavirus sin tener que echar el cierre a sus negocios.

A estas reivindicaciones le siguen la suspensión temporal del pago de los arrendamientos de los locales (el 57,19% de los encuestados considera que es una medida que ha de tomar el Ejecutivo), la flexibilización de la financiación bancaria (solicitada por el 50,99%) y la moratoria en el pago de las hipotecas (señalada por el 39,18%).