Menú Buscar
Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, con los dirigentes de la multinacional Hard Rock.

Hard Rock proyecta invertir 2.500 millones en BCN World

Puigdemont y Junqueras se reúnen con la dirección de la multinacional del ocio

M. J. C.
10.02.2016 13:07 h.
2 min

Aunque el proyecto BCN World permanece encallado, la compañía Hard Rock tiene interés en este proyecto de ocio y está dispuesta a invertir 2.500 millones de euros en él.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, se han reunido hoy con el presidente y máximo directivo de Hard Rock, Hamish Dodds, acompañado por el vicepresidente de la multinacional, Nelson Parker. El encuentro ha tenido lugar en el Palau de la Generalitat.

Sin coste para la Generalitat

Esta reunión había sido solicitada por Hard Rock con el fin de informar al Gobierno catalán del proyecto que esta firma tiene en el futuro BCN World, que estará situado en Vila-seca y Salou (Tarragona). En este sentido, Dodds ha confirmado el interés de la multinacional con sede en Orlando en instalar un Centro Turístico Integrado (CTI) que, según la propuesta presentada, supondría una inversión de unos 2.500 millones de euros, sin ningún coste para la administración catalana. La idea de la multinacional sería un resort con casino, hoteles, restaurantes, galerías comerciales, piscinas, spa y balnearios, entre otros servicios.

El presidente y el vicepresidente del Govern han explicado a los directivos de Hard Rock en qué estado administrativo se encuentra el proyecto. Además, han comunicado su voluntad de trabajar para conseguir un proyecto que genere el máximo consenso institucional, político y territorial.

"Turismo de negocios"

La portavoz y consejera de Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, ha valorado positivamente que la multinacional quiera hablar con el nuevo Gobierno. Ha defendido BCN World como "un proyecto capaz de crear un gran volumen de empleo en una zona castigada, en una ubicación excelente y que se centra en el turismo de negocios. El juego solo es el 6% del proyecto. Como Gobierno, somos los primeros interesados en un proyecto que no sea especulativo. Hay unos controles muy estrictos para evitar eso".