Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Maurici Badia y Joan Álvarez, fundadores de Hannun / CEDIDA

Hannun, la marca de muebles ecológicos que triunfa en las redes

La empresa catalana ultima una ronda de dos millones después de que se hayan disparado sus ventas en toda Europa

4 min

La marca de muebles sostenibles Hannun ultima una ronda de financiación de dos millones de euros. Por ahora, la empresa de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) ya ha cerrado 1,3 millones en aportaciones de capital sobre todo de pequeños inversores, y tratará de reunir los 700.000 restantes en la plataforma de micromecenazgo Crowdcube.

Para hacer “muebles de producción ecológica”, Hannun utiliza materiales como madera reciclada y barnices hechos a base de agua, y funciona con una red de proveedores locales. Se trata de 25 talleres que la empresa ha conectado usando una tecnología propia.

De Wallapop a Instagram

Después de trabajar en China e Hispanoamérica, Maurici Badia, uno de los fundadores, decidió impulsar el proyecto al mudarse a Barcelona, ya que le pareció difícil encontrar mobiliario orgánico y hecho a mano para su nuevo piso. “Este producto tenía mucho impacto en las redes sociales, pero no había una tienda”, explica Joan Álvarez, el otro fundador.

"Con un serrucho y con madera", Badia empezó en 2017 a fabricar las piezas, que vendía inicialmente por la aplicación de Wallapop. Sin embargo, su hermana le sugirió difundir la iniciativa a través de Instagram, algo que desencadenó un proceso de expansión comercial todavía sin freno.

hannun insta
Decoración de Hannun compartida en su perfil de Instagram / CEDIDA

Fenómeno ‘influencer’

Las redes sociales han sido de hecho la principal plataforma de difusión para la empresa, gracias al éxito que tienen las imágenes de decoración con este tipo de estética. Además, la marca ha colaborado con influencers para ampliar aún más su alcance.

Dulceida, Marta Pombo, Grace Villarreal, María Turiel y Mónica Anoz son algunas de las celebridades que han compartido con su audiencia elementos de su decoración doméstica hechos por Hannun. La empresa tiene 488.000 seguidores en Instagram. 

Crecimiento desbocado

Las ventas de la marca se han disparado en los últimos años, propulsadas sobre todo por las tendencias de las redes sociales y las compras por internet. La compañía espera cerrar el año con una facturación de 3,6 millones de euros, después de un 2019 que también marcó récord con un millón de euros en ventas.

Como en muchos negocios, la llegada de la pandemia supuso un bache inicial y las ventas de la firma cayeron un 80%, pero se recuperaron poco después gracias a una “presencia online fuerte” y el impulso del Covid al comercio electrónico, según Álvarez. Hannun vende a 32 países de Europa y sus principales mercados exportadores son Alemania, Francia e Italia.

Auditoría verde

Álvarez reconoce que, a pesar de que la fabricación se haga con materiales sostenibles, la empresa aún no ha logrado ser neutral en emisiones de carbono, un objetivo que espera lograr en 2023. El principal reto es la contaminación que genera la cadena logística para entregar los pedidos en línea y a otros puntos de Europa.

“Trabajamos para ampliar la red de proveedores para dar proximidad internacional”, explica Álvarez. Además, añade que se contratarán auditorías “para saber cuánto emite Hannun en producción y logística” y poder compensarlo con iniciativas como plantar árboles y recoger plásticos. “No empeoraremos el planeta, intentaremos tener un impacto neutral”.