Menú Buscar
Una guía turística da explicaciones a un grupo de visitantes / EFE

Los guías turísticos oficiales mantienen su estatus en Cataluña

La nueva dirección general de Turismo negocia las nuevas condiciones para que los profesionales sean habilitados

3 min

La Generalitat y los guías turísticos se han reconciliado. Ha hecho falta un cambio en la dirección general de Turismo para que el diálogo se retomara. Hace años que la habilitación dejó de ser necesaria para ejercer esta profesión en la calle y los espacios privados.

Ahora, solo es obligatorio aprobar el examen para desempeñar la profesión en los Bienes Culturales de Interés Nacional (BCIN), como son la Sagrada Familia, el Palau de la Música y el castillo de Montjuïc, entre muchos otros en Barcelona. Pero hubo un tiempo en el que los guías habilitados temían perder también esta parte de la norma.

“Iban a desregularizarnos”, se queja Begoña Blanco, la presidenta de la Aguicat, una asociación creada en 2016 para defender la figura de los guías habilitados por la Generalitat.

La intención del Govern ha cambiado y negocia ahora un nuevo sistema de acceso a las habilitaciones con la Aguicat y la Apit, otra asociación de profesionales catalanes, la dirección general de Patrimonio Cultural y varias universidades.

Nuevo interlocutor

Las relaciones con la Generalitat se han transformado totalmente. La anterior directora general de Turismo Marián Muro no estaba dispuesta a dialogar, según explica Mari Paz Alonso, la presidenta de la Apit. Con respecto a Octavi Bono, que accedió al cargo el 12 de julio del año pasado, “existe una diferencia total”.

La dirección general explica que el grupo de trabajo empezó a reunirse a finales de 2016. El objetivo es “diseñar un nuevo sistema de habilitación de guías de turismo”, indica una fuente del organismo. La mayor diferencia será que el requisito principal dejará de ser superar un examen.

“Acreditación de la excelencia”

La nueva fórmula de acceso todavía está por concretar. Es lo que centra las negociaciones actuales. Se basará en la “acreditación de la excelencia”, aseguran desde la dirección general. Pero, tal y como explica Joan Coll, vicepresidente de la Aguicat, no se tratará de una habilitación vitalicia, sino que se irá renovando.

Para reivindicar su papel frente a los guías amateurs y los free tours, impulsaron en verano una serie de visitas guiadas gratuitat para vecinos de varias localidades. En motivo del Día Mundial del Guía Turístico, este domingo repiten iniciativa. Pese al avance de los últimos meses, el componente reivindicativo que equipara turismo de calidad con guías habilitados se mantiene.