Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, durante la presentacón del programa de actuaciones en la AP-7 y la AP-2 en Cataluña / EUROPA PRESS

El Gobierno invertirá 1.050 millones para ampliar la AP-7 y la AP-2 en Cataluña

La ministra Raquel Sánchez ha anunciado la medida para mejorar la seguridad y fluidez del tráfico, especialmente tras el colapso de la autopista del arco mediterráneo con el fin de los peajes

3 min

El Gobierno quiere descongestionar la AP-7, aunque no será posible hasta dentro de cinco o siete años. Este es el tiempo que necesitarán las inversiones del Gobierno, un total de 1.049,2 millones de euros hasta 2029, para ser una realidad en la autopista del arco mediterráneo y la AP-2 hasta Lleida.

Imagen de un atasco anterior en la autopista AP-7 / SCT
Imagen de un atasco anterior en la autopista AP-7 / SCT

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez (PSC), ha explicado que la actuación del Ejecutivo prevé mejorar la seguridad y fluidez del tráfico tanto en la AP-7 como en la AP-2 tras levantarse los peajes en septiembre de 2021. El fin de las barreras provocó un incremento del tráfico, especialmente de coches dado que los camiones ya tenían obligatoriedad de circular camino a Francia por la autopista de pago.

Enlaces y actuaciones complementarias

Sánchez ha explicado que las actuaciones en ambas vías se centrarán en nuevos enlaces, la mejora de los existentes, así como aumentar la funcionalidad y la capacidad, junto a otras actuaciones complementarias. “Con este plan hacemos un ejercicio de racionalización y pragmatismo para hacer actuaciones a corto plazo y a medio plazo que permitan evolucionar las autopistas a un nuevo escenario”, ha expresado la ministra socialista este viernes, junto a la delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay, y el secretario general de Infraestructuras del Ministerio, Xavier Flores.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, durante una intervención en el Congreso de los Diputados / Eduardo Parra - Europa Press
La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, durante una intervención en el Congreso de los Diputados / Eduardo Parra - Europa Press

De hecho, la dirigente socialista ha hecho hincapié en que no se trata de “ampliar las autopistas porque sí”, sino que se ha realizado un análisis técnico para encontrar lo que ha definido como “mejores soluciones”. Sánchez ha justificado estas inversiones por la eliminación de los peajes que “ha supuesto un cambio radical en la movilidad”.

Adaptar las infraestructuras

El Gobierno, en palabras de la ministra de Transportes, “sabía y quería” este aumento del tráfico en las vías que antes eran de pago, tras el levantamiento de las barreras. De hecho, Sánchez ha asegurado que el trasvase de camiones de vías como la N-240 o la N-340 a las autopistas permite “mejorar el servicio, reducir la contaminación y salvar vidas”.

Imagen de archivo de un peaje de Cataluña / EFE
Imagen de archivo de un peaje de Cataluña / EFE

Sin embargo, ha puntualizado que la voluntad de Moncloa no es “incentivar el uso de las autopistas, sino adaptar las infraestructuras a la realidad actual”. Los casi 1.050 millones que invertirá el Gobierno en ambas vías hasta 2029 pretenden mejorar la accesibilidad del territorio, la funcionalidad y la resiliencia, según la ministra.